Gremios enfrentan posiciones sobre impacto de plan antiesmog

PULSO 07/01/2016

Sector automotriz prevé impacto positivo en ventas. Industriales dicen estar preocupados y Sofofa advierte impacto de US$260 millones.

Opiniones divididas generó  entre los gremios el impacto que tendrá en el sector privado el nuevo plan de descontaminación presentado por las autoridades.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile, Carlos Dumay, señaló: “Naturalmente va a generar un incremento en las ventas de vehículos nuevos y usados. La gente que tiene autos de 2009, 2010 y 2011, van a comprar un 2012 o un 2013”, dijo respecto a la restricción a los automóviles con sello verde fabricados antes de 2012.

Este diagnóstico lo comparte Álvaro Mendoza, presidente de la Asociación Nacional Automotriz de Chile. “Eventualmente va a generar dinamismo en los usados, pero no creemos que esto tenga un impacto significativo en los autos nuevos”, indicó. Sin embargo, dijo: “No hay ningún estudio serio de los que nosotros hemos analizado que muestre un aumento efectivo del parque automotriz por una puesta en marcha de una política de restricción”.

El plan del Gobierno establece también metas de emisión más estrictas para los grandes complejos industriales. Esta iniciativa causaría un “gran impacto” en algunas empresas según el presidente de Asimet, Juan Carlos Martínez. “Para tener los niveles que están requiriendo se necesita invertir en equipo. A nosotros nos preocupa porque la situación actual de desaceleración económica es bastante grave, y sumar esta exigencia es como ‘echarle más pelo a la sopa’. Estamos acumulando una serie de trabas para la industria manufacturera”, indicó.

El director ejecutivo del Centro de Medio Ambiente de la Sofofa, Jorge Cáceres, señaló: “La menor contribución a las emisiones de parte del sector industrial es fruto de inversiones en tecnología de control y en la masiva migración a energéticos como el gas natural”. Agregó que “de un primer análisis, las exigencias al sector industrial podrían implicar un costo que supera los US$260 millones”.

Archivos relacionados