Trader

Transacciones en Bolsa: su peor mayo desde 2005

Paulina Breschi 01/06/2016

El peso vio una fuerte depreciación frente al dólar, mientras que el cobre cayó de $2,25 la libra a $2,09.

Finaliza mayo y la tendencia de los primeros meses del año parece haber dado un giro. El escenario para los mercados emergentes tanto en bolsas como en monedas se ha debilitado, mientras que para los mercados desarrollados ha sido positivo.

El índice de ETF MSCI mercados emergentes mostró su mayor salida de flujos desde enero de 2014, con un total de US$3.507 millones, mientras que el IPSA marcó su primer mes del año con variación negativa. Dentro de ese escenario, las transacciones en Bolsa  alcanzaron los US$1.838 millones, siendo su peor mayo desde 2005 (US$1.367 millones).

Según dijo a PULSO Samuel Levy, jefe del Departamento de Estudios de Capitaria, “es difícil que el IPSA supere los 4.000 puntos este año”. 

Por su parte, Axel Christensen, director de estrategia de Inversión para América Latina e Iberia de BlackRock, explica que a nivel local la bolsa chilena “ha seguido la misma trayectoria de las demás bolsas emergentes, cayendo desde los máximos en 12 meses observados a fines de abril”. Según explica Levy, mayo fue el mes de la reversión donde se observó una importante recuperación del dólar. De hecho, en Chile el peso vio una  depreciación de $31,5 de cara a un nuevo escenario de tasas en EEUU, manteniéndose en torno a los $690 desde mediados de mes.  El dólar marcó su mayor apreciación frente al peso chileno desde julio del año pasado, pero el peso fue la moneda emergente que menos cayó frente a la divisa durante mayo. 

Para Antonio Moncado, economista de BCI Estudios,  la evolución  del tipo de cambio ha sido una variable relevante durante este mes. “Hemos observado que ha habido una recuperación en el sesgo despreciativo de la variable. Probablemente vamos a tener una evolución de U invertida para el tipo de cambio local. De aquí a fines de año observamos un tipo de cambio a niveles que converjan en los $680”. 

Por su parte, el cobre vio un retroceso de los niveles observados desde fines de abril, ajustándose a un dólar más fuerte. A comienzos de mes el cobre comenzó cotizando cerca de los $2,25 la libra, y finalizó el mes en $2,09, perdiendo el impulso que vio a comienzos de año. 

Finalmente, Axel Christensen destaca que “la renta fija ha reaccionado a las nuevas expectativas de tasa en EEUU, con la curva de rendimiento de bonos del Tesoro de ese país aplanándose (subiendo las tasas cortas mientras las largas se mantienen). En Chile, las tasas largas han subido algo durante el mes y, de acuerdo a la encuesta de expectativas a operadores financieros, se espera que éstas se mantengan más o menos estables de aquí a fin de año”.