Trader

Tipo de cambio al alza... ¿hasta dónde seguirá?

PULSO 14/01/2016

Por Gonzalo Urzúa. El mercado no descarta que podríamos ver el dólar cotizando en niveles de $740-$750.

Durante los últimos días, hemos sido testigos de la fuerte apreciación que ha sufrido el dólar tanto en nuestro país, así como en el resto del mundo. Lo anterior, explicado en parte por factores fundamentales, mientras que otra parte es explicada por fenómenos de corto plazo que han generado una sobrerreacción en los mercados. En este sentido, el inicio del proceso de alza de tasas de interés en EEUU por parte de la Fed, fue un hecho de carácter fundamental, el cual ya se había logrado internalizar en los precios de los activos, no generando una mayor volatilidad sobre el tipo de cambio hacia la última parte de 2015. Mientras tanto, en Chile nuestra propia política monetaria contractiva generó movimientos a la baja en la paridad cambiaria, donde el dólar anotó un precio de $698 respectivamente. De todos modos, esperamos que estos fenómenos sigan ejerciendo influencia en el presente año, generando una mayor fortaleza sobre el dólar respecto de una canasta de monedas representativas, contrarrestada en parte a nivel local por las futuras alzas de tasa rectora por parte del BCCh.

Otro factor ha sido la devaluación del yuan, la que algunos agentes apuntan a que podríamos seguir observando dicho fenómeno este 2016, toda vez que las autoridades de dicho país no logren encauzar y reactivar la economía a las cifras esperadas en períodos anteriores. Lo anterior ha generado una gran volatilidad en las principales plazas bursátiles del mundo, llevando incluso a tener que suspender sesiones bursátiles del gigante asiático en dos ocasiones. 

Una tercera causa que seguiremos observando a lo largo de este año, como consecuencia de la situación de China, son las sucesivas bajas que ha presentado el precio del cobre en las cotizaciones de la Bolsa de Metales de Londres. En este sentido, el desempeño exhibido en 2015 fue equivalente a acumular pérdidas de 24,14%, mientras que en lo que va del año el metal rojo lleva acumulado una  caída de 5,22%, posicionando al precio bajo los US$2,00 la libra (US$$1,9$  para ser más exactos). Lo anterior, sin duda seguirá provocando una presión al alza sobre el tipo de cambio, al que si añadimos sesiones poco profundas, junto a nuevas noticias “sorpresa” desde Asia, el mercado no descarta que podríamos ver el dólar cotizando en niveles de  $740-$750. 

*El autor es gerente general de Zurich AGF.

Archivos relacionados