Trader

SQM, Endesa y Enersis: las acciones chilenas expuestas a la solución para el cambio climático

Bárbara Sifón A. 12/01/2016

Bank of America elaboró un listado de más de 220 acciones a nivel internacional que ayudan a las soluciones al cambio climático.

El cambio climático implica una preocupación para el mundo, pero también puede ser  una oportunidad para los inversionistas. Por ello, junto con señalar los efectos que dicho fenómeno tendrá en los distintos activos, Bank of America Merrill Lynch (BofA) elaboró un listado de más de 220 compañías a nivel internacional que permiten a los inversionistas tener una exposición a las soluciones al cambio climático. En ellas destacan los casos de las internacionales EDF, Saeta Yield e Incx Wind, pero también tres chilenas:  SQM, Endesa y Enersis, estando las tres ubicadas en el segmento de alta exposición.

“Para los inversionistas el cambio climático tendrá un efecto al nivel de clases de activos, sectores industriales y subsectores. Los portafolios globales de inversión pueden perder hasta un 45% de su valor en 2020 y los inversionistas pueden ver una erosión de entre 26% y 138% de sus utilidades para 2050”, aseguran en BofA.

El cambio climático es una de las grandes preocupaciones del nuevo mundo y las empresas tienen una responsabilidad importante en las transformaciones.

Bajo esta premisa, en BofA  pusieron el foco en las soluciones para el cambio climático y qué empresas pueden aportar a ello. 

“Vemos el cambio climático como uno de los tópicos cruciales de este momento. 2015 fue el año más cálido desde que existe registro en 1880 y 14 de los 15 años más cálidos han ocurrido después de 2000. Los extremos del clima son el segundo tema más preocupante hoy y afectan al 10% del globo (vs. 0,1%-0,2% entre 1951-1980)”, detalla el reporte elaborado por el banco de inversión.

Destaca, además, que los efectos del cambio climático sumados a la economía intensiva en carbono  están causando un daño sin precedentes a la estabilidad financiera a través de los riesgos físicos , responsabilidad y de transición, además de cerca de cinco millones de muertes por año.

“Sin acciones que lo contrarresten, los efectos del cambios climático pueden implicar un costo entre el 1% y el 5% del PIB mundial, donde los emergentes y los más pobres serán los más afectados”, agrega el informe, al tiempo que asegura que los sectores con mayores riesgos de largo plazo son la agricultura, energía, servicios financieros, seguros, viajes y turismo. 

De todos modos, en BofA afirman que uno de los pocos temas que unen a los líderes internacionales es precisamente cómo combatir el cambio climático. “Vemos como una señal positiva que por primera vez en 40 años el crecimiento económico y las emisiones relacionadas con la energía se han desacoplado”.

La inversión en energía limpia, puntualiza el reporte, ha crecido en 3,5 veces en 10 años hasta US$300 mil millones – US$350 mil millones al año en los últimos cinco años, con otros US$130 mil millones – US$300 mil millones al año que se han invertido en eficiencia energética.

Mientras que la energía renovable hoy representa cerca de un 50% de la nueva energía y esperan que represente entre un 70% y 80% de la nueva capacidad energética para 2015-2030. “En 2030, la energía baja en carbono va a representar cerca de un 60% de la energía global, mientras que las fósiles van a caer a al rededor de un 40%. El carbón se ha convertido en un activo estancado, mientras que el petróleo y el gas van a enfrentar un importante crecimiento durante los próximos 10 a 25 años”.

Las energías limpias van a entregar múltiples puntos de entrada para los inversionistas, ya que proyectan inversiones de, a lo menos, US$13,5 millones de millones en energía baja en carbono hacia 2030. Así, son nueve los puntos de entrada que destaca el banco para apostar por las soluciones al cambio climático y soluciones bajas en carbono: eficiencia energética; energía eólica; solar; YieldCo -vehículos de inversión de fondos que protegen frente a cambios regulatorios-; vehículos de la próxima generación: baterías y almacenaje; energía nuclear;  hidroeléctricas; tecnología limpia diversificada y otras tecnologías.

Asimismo, detallan que los inversionistas deben poner sus ojos en soluciones estrechamente relacionadas con el cambio climático como bonos verdes, agua y alimentos saludables.

Archivos relacionados