Mercados

Trader

¿Se puede ganar por tasas? En Standish Mellon creen que sí, en México, Rusia y África

Javiera Donoso 23/04/2018

Es imposible predecir lo que va a pasar con las tasas de interés a ciencia cierta, la expectativa de consenso es que los tipos de interés base en el mundo desarrollado van a tender al alza, de la mano de un repunte en la actividad económica y la disminución del estímulo monetario por parte de los principales bancos centrales del mundo. Esto, anticipa el mercado, contagiará a las tasas a nivel global al alza.

Ahora, esto no quiere decir que no haya espacios donde se puedan hacer ganancias de capital por bajas de tasas.

Para Standish Mellon, una administradora parte del grupo internacional BNY Mellon, hay países atractivos desde la arista de las tasas, países donde hay espacio para que sus bancos centrales sean más expansivos con su política monetaria.

“Hay países donde es difícil que puedan cortar mucho las tasas, como Perú, Colombia, Brasil o el mismo Chile. En Latinoamérica han bajado bastante las tasas en los últimos dos años”, explica Federico García Zamora, director de mercados emergentes de Standish, pero hay otros países donde “hay mucho más espacio para ganancias de capital”.

En la región, por ejemplo, un país que le llama la atención es México, pese que tiene el riesgo de su vecino del norte, Estados Unidos bajo la administración de Donald Trump.

Rusia también les gusta por sus posibilidades de recortar tasas, siempre y cuando las relaciones con EEUU “no se descarrilen”, considerando las recientes escaladas de los riesgos geopolíticos.

África tiene los otros dos países que sobreponderan en sus portafolios de renta fija local: Sudáfrica y Nigeria, donde los riesgos a la baja en las tasas base son mayores, explica García.

Por el lado de las ganancias por tipo de cambio, Standish mira con buenos ojos las monedas de los países de Europa del Este.

¿El motivo? Les gustan las perspectivas para la moneda de la Unión Europea.

“Estas monedas tienen 99% de correlación con el euro. Es una manera de apostar al euro”, explica García, agregando que hay algunas divisas que tienen las condiciones para superar incluso el desempeño de la moneda paneuropea.

En esa línea, en la administradora sobreponderan la corona checa y el zloty polaco.

Además, tienen buenas perspectivas para la moneda argentina, que el año pasado vivió una depreciación de alrededor de 17%. En la deuda transandina no ven atractivo de tasas, pero sí espacio en bonos indexados a la inflación o de tasa flotante, que “están baratos”, según comenta García.