Trader

Se profundiza debilidad en el crecimiento: ¿estamos preparados?

PULSO 02/02/2016

Por Felipe Ruiz. El crecimiento entre 2% y 3% propuesto por el Banco Central en diciembre es a estas alturas casi inalcanzable.

La preocupación por la baja actividad económica se ha acentuado. Los recientes registros sectoriales INE han consolidado la expectativa de un Imacec de diciembre que mostraría un crecimiento apenas positivo. Para los meses siguientes, un nivel expansivo menor a 1% se consolidaría y no es descartable observar algunos registros con crecimientos anuales nulos o incluso negativos.  De darse un muy bajo nivel de crecimiento en el primer trimestre, la posibilidad de una expansión PIB de 2% para 2016 aparece optimista. Acorde con la evolución más reciente de la bolsa y precios de activos de renta fija, el mercado local estaría preparándose para este escenario.

El crecimiento entre 2% y 3% propuesto por el Banco Central en diciembre es a estas alturas casi inalcanzable, y a todas luces será revisado a la baja en marzo en al menos 50pb. Ello abre la puerta para un repaso en el resto de las proyecciones, incluida la inflación y la trayectoria esperada de TPM. Aún es temprano y no hay justificación fundamental para hablar de contracción o incluso de recesión, pero quizás los precios de activos financieros aún no le toman el pulso a una actividad más debilitada. El peso chileno mostraría un espacio muy acotado de apreciación, más bien ligado a la evolución del precio internacional del cobre, y las tasas locales no mostrarían alzas relevantes a lo largo de la curva. 

Los riesgos para la actividad local están sesgados a la baja. A la caída en precios de materias primas y desaceleración en China, se suma una actividad mundial debilitada y la posibilidad que EE.UU. muestre menor dinamismo. Ello generaría una contracción aún mayor a nuestro sector exportador y mantendría disminuido a la inversión. El gasto público, por su parte, debiera moderarse para evitar mayores incrementos en el déficit fiscal, mientras los índices de confianza perdurarían en niveles altamente pesimistas. 

Si bien aún restan desarrollos locales y externos por materializarse, levantamos la posibilidad de que el escenario económico para Chile podría modificarse rápidamente y los precios de activos financieros locales aún no lo han incorporado del todo. Así, los registros inmediatos de Imacec serán determinantes para establecer si es necesario hacer un ajuste en la selección de activos de inversión en lo pronto.

*El autor es economista de BCI.

Archivos relacionados