Trader

Precios de la celulosa extienden racha alcista que beneficiará a CMPC y Copec

Javiera Donoso 11/10/2017

CMPC tiene una mayor exposición al commodity, dicen analistas, pero Copec recogería mejor el auge en el precio.

Este ha sido un año positivo para los commodities en general, pero entre todos destaca la persistencia del entusiasmo por celulosa.

La semana pasada, la fibra corta marcó su trigésima novena semana consecutiva de avances, acumulando un 39,85% en ese periodo y alcanzando los US$911,05 por tonelada métrica, su máximo valor en más de siete años. La celulosa de fibra larga, por su parte, subió hasta los US$919,91 -su mejor precio desde febrero de 2015- tras marcar su séptimo avance semanal seguido.

En ese contexto, las perspectivas para el sector forestal en bolsa, concentrado en Empresas Copec y CMPC, parecen auspiciosas.

La demanda por el commodity se mantiene firme, y no hay señales de que entren en funcionamiento nueva plantas en el corto plazo, explica Jorge García, subgerente de Nevasa Asset Management, agregando que se mantienen las buenas perspectivas para la celulosa en los próximos meses.

Sin embargo, las compañías no tendrían la misma respuesta a los avances de la materia prima, comentan analistas.

“No son tan comparables como parece”, señala García, agregando que CMPC tiene una exposición mucho mayor a la industria de la celulosa y sus derivados, mientras que Empresas Copec está expuesta a través de Celulosa Arauco pero tiene un mix más diversificado de negocios.

Según su último reporte de resultados, al cierre de junio de este año, Arauco reportó ganancias por US$38,8 millones, lo que representa un 15,9% de los beneficios consolidados del holding (US$244,4 millones).

Considerando esto, “claramente la sensibilidad al precio de la celulosa debería ser mayor en CMPC que en Copec”, señala García.

Pero pese a esto, CMPC también tiene sus bemoles.

La compañía papelera, destaca desde MBI el analista de renta variable René Le Fort, “no va a poder acaparar” la totalidad del efecto positivo del alza de la celulosa, dado que su planta Guaíba II está paralizada, mientras que Arauco tiene todas sus plantas funcionando.

Esto sumado a la incertidumbre sobre lo que pagará el seguro que tomó la compañía por la paralización de la planta.

Copec, acota Francisco Soto, gerente de renta variable de Tanner, ha subido mucho y “está en su fair value”, pero se observa una rotación desde la papelera. “Los inversionistas quieren tener celulosa, porque la ven subiendo, es un commodity que ha estado muy bien este año, pero no ven a CMPC demasiado bien como para meterse ahí y optan por Copec”, explica.

Si bien la compañía tiene mejores fundamentos por su exposición a la fibra corta, agrega, “el gran pero” es que se ha visto afectada por una seguidilla de eventos adversos (como la colusión o la paralización de Guaíba II) que la tienen más castigada que Copec.

Del lado de las valorizaciones, CMPC podría tener un atractivo, a raíz de este descuento. “Si haces un análisis rápido, creo que Copec ha rentado mucho más que CMPC”, dice Le Fort. Al cierre de ayer, la papelera acumulaba retor