Trader

¿Pierde momentum? ETF Chile marca segunda semana con salida de flujos

Paulina Breschi 25/05/2016

Asimismo, el ETF mercados emergentes marcó su peor salida desde el 13 de marzo del año pasado.

La inestabilidad económica global parece no querer dar un descanso a los mercados emergentes. Y es que las señales provenientes de EEUU de una cada vez más probable alza de tasas por parte de la Reserva Federal, sumado a inciertas cifras provenientes de China y un precio del cobre a la baja, han impactado los flujos de los ETF, tanto a Chile como de los mercados emergentes. 

De hecho, el ETF MSCI de mercados emergentes marcó su peor salida desde el 13 de marzo del año pasado, con US$1.745 millones, arrastrando consigo los flujos del ETF Chile, que pese a haber comenzado el año con el pie derecho, marcó su segunda semana con salida de flujos.

La semana pasada salieron del ETF Chile US$25 millones, su mayor pérdida semanal desde el 2 de octubre del año pasado. Sin embargo, si se compara con Colombia y Perú, Chile ha sido el ETF que más flujos recibió en estos primeros cinco meses del año, mientras que México fue el que más perdió. 

Aunque algunos analistas estiman que Chile podría estar perdiendo momentum a corto plazo, consideran que es muy pronto para hablar de un cambio de tendencia a largo plazo. 

“Obviamente la reciente salida de flujos tiene que ver con el panorama de cambio de tasas de Estados Unidos, sumado a que algunos commodities aflojaron. Lo que pasa en Chile es similar con lo que ha pasado con el número de cuotas del ETF emergentes, no es algo particular de Chile, pero el mercado reaccionó sorprendido al cambio de tasas de EEUU”, dijo Axel Christensen, director de estrategias para América Latina de BlackRock.

Desde el punto de vista del análisis técnico, Juan Muzard, de Betastock, señaló que el ETF Chile “efectivamente perdió momentum de mediano plazo alcista desde que encontró su trayectoria de largo plazo bajista en US$38,09 a fines de abril, aunque aún no ha confirmado un cambio de tendencia de mediano plazo. Únicamente bajo US$32,52 se hace altamente probable que vuelva a su trayectoria de largo plazo bajista y pudiendo evaluar el piso en US$29,01. Sin embargo, hoy está evaluando un soporte de US$34,95-US$34,65, y sobre el mencionado rango, aún tiene oportunidad de volver a recuperar y nuevamente intentar romper sobre su trayectoria de largo plazo bajista y extender hacia el rango US$40,54-US$41,43 y US$44,78 en extensión”.

Destaca que, pese a la salida de flujos de las últimas dos semanas, desde febrero se ha observado un repunte en los flujos hacia el ETF, acumulando US$125 millones, lo que todavía podría favorecer a un alza, sumado a que algunos datos de actividad local han mejorado, hay fuertes flujos saliendo desde Europa buscando mercados emergentes, las materias primas (no metales) se han estabilizado, y el cobre podría estabilizar su actual caída (a pesar de las constantes amenazas chinas). “A esto podemos agregar un atractivo descuento por P/U forward y resultados corporativos que se estiman tengan un crecimiento esperado mayor a 7% durante 2016, favorecidos por una baja base de comparación y depreciación de la moneda”, destacó Muzard.