Trader

Los tres hitos que cambiaron a la renta fija chilena durante 2015

PULSO 04/01/2016

El default de La Araucana, el efecto BTG y el inicio de alza de tasa de interés por parte del Banco Central marcaron el año pasado, pero también lo harán este 2016.

La rentabilidad de los bonos corporativos durante 2015 ascendió a 5,41%, mientras que la de los instrumentos de gobierno un 3,09%, de acuerdo a datos de LVA Índices.

Esto, en un año al parecer tendrá cambios trascedentes para el futuro de los retornos de la renta fija chilena. Así por lo menos lo estiman en Fynsa, donde observan tres hitos en 2015.

“El primer hito, y pensamos que el más importante, fue el default de la Caja de Compensación La Araucana, lo que generó una aversión al riesgo muy grande por comprar papeles del mismo giro y también de bonos de empresas, especialmente aquellos papeles expuestos al negocio financiero que no son bancos”.

Es así como, por ejemplo, los papeles de Tanner Servicios Financieros, Los Andes y Los Héroes vieron un incremento en sus tasas de interés.

“En segundo lugar el efecto que tuvo las noticias de BTG Brasil y su CEO, sobre los fondos mutuos locales fue demasiado castigo para la industria que ya venía muy golpeada por La Araucana”, precisó Miguel Inzunza, gerente de renta fija y fx de Fynsa.

Es que a raíz de la detención de André Esteves en Brasil, hubo una pérdida de partícipes en la AGF de BTG.

El tercer hito a juicio de Inzunza es el incremento de la tasa de política monetaria decretada por el Banco Central de Chile. “Finalmente comenzó a subir la TPM, ya lo hizo 50bp y quizás en el 2016 lo haga en 50bp más, que según el último IPoM dependerá de la evolución de la inflación y el crecimiento del país”, afirmó.

Ello conlleva a un alza en las tasas de interés, lo que afecta la rentabilidad de los instrumento de renta fija.

Todo lo anterior se da en un escenario en que la tasa de política monetaria en Estados Unidos también empezó un repunte luego de siete años en prácticamente cero, lo que podría tener una transmisión en las tasas largas en Chile, de acuerdo al último Informe de Estabilidad Financiera.

Con este escenario, en Fynsa concluyen que “creemos que 2016 será un año complejo, con mucho análisis de crédito para buscar oportunidades en bonos corporativos con tasas altas, con una inflación entre 3,5% y 4%, sentimos que lo más complejo del próximo año será determinar en qué parte de la curva estar invertido, ya que pensamos que vamos a tener una alta volatilidad tanto en la base como en los spreads de los papeles, así como también en qué moneda estar más ponderado”.

Archivos relacionados