Trader

Los tres fundamentos que según BCA mandarán en los agro commodities en 2016

PULSO 19/05/2016

El giro económico que vive Argentina, la crisis en Brasil y las reformas agrarias en China marcarán el comportamiento del agro.

En medio de la caída de los precios de los commodities, tanto analistas como inversionistas han comenzado a preguntarse cuáles serán los factores que determinarán el comportamiento de los precios de materias primas ligadas a la industria agrícola, sobretodo después de la fuerte caída que vio el año pasado el petróleo y las materias primas de la industria de metales. 

En un informe enviado a clientes, la consultora canadiense BCA Research destaca tres fundamentos que guiarán a los commodities del agro durante este año y en adelante, y lo que significa para los inversionistas. 

“Hemos identificado factores financieros y fundamentales que podrían forzar a los mercados a reevaluar las expectativas de los precios actuales, que continuarán afectado la evolución de los precios de aquí en adelante. Permanecemos subponderados en el agro por varias razones y esperamos que el mercado permanezca con sobreoferta durante el año, dada la incertidumbre en torno a las tasas de interés que mantiene al dólar relativamente fuerte frente a las monedas de exportadores agrícolas”, destaca. 

En primer lugar, uno de los fundamentos que destaca BCA es el giro económico de Argentina, donde el regreso del país a los mercados internacionales, de la mano de la eliminación de los impuestos a las exportaciones de ciertos productos agrícolas (maíz, trigo y soja) y la eliminación del cepo cambiario, impulsarían los niveles de oferta del mercado agrícola en el país. “Estas políticas se traducen en que por primera vez desde 2003 los agricultores se verán incentivados a aumentar la producción y exportar”, explica y agrega que dichas medidas serán especialmente relevantes para el mercado global de maíz global, trigo y soja. “Se espera que la producción de maíz y trigo aumente cerca de un 50% adicional en el periodo de cosecha 2016/2017”, destaca. A su vez que se espera que los niveles de inventarios globales alcancen niveles máximos récord, “haciendo que el regreso de Argentina al mercado agrícola sólo intensifique el exceso global”. 

En segundo lugar, las recientes políticas agrícolas anunciadas por China, “particularmente reformas para apoyar los precios del agro, afectará la oferta y demanda de este mercado críticamente importante”, consigna. 

El informe explica que China es un gran mercado de demanda para los bienes del agro. Consume 22% del maíz global, 30% del algodón, soja y arroz, y 16% de trigo. De hecho, sus importaciones de soya conforman el 64% de las importaciones globales. 

Finalmente, el informe destaca la crisis política y económica que vive Brasil, uno de los mayores exportadores del sector agrícola del mundo. “En el corto plazo, la ambigüedad que hay en torno al futuro político de Brasil prueba ser alcista para el mercado agrícola global. Los agricultores están evitando vender sus cosechas hasta que haya una decisión final respecto del futuro político del país y se resuelva la dirección económica que tomará el país tras ello”, consigna y agrega que para el mercado del maíz estos procesos de corto plazo se agudizan con la sequía que vive el país, que amenaza con destruir la cosecha.