Trader

La fuerza de China

PULSO 26/01/2016

Por Pablo López. Nuestro llamado es a estar neutrales en la exposición de los portafolios de entre renta variable y renta fija.

Por segunda vez en menos de seis meses hemos visto fuertes correcciones en los mercados accionarios. Ambos eventos han estado relacionados a las dudas que existen sobre el real estado de la economía china. A esto se suma el inicio del proceso de alza de tasas de la Reserva Federal de EEUU  y una corrección en las expectativas de crecimientos del PIB mundial y de las utilidades de empresas. 

En particular, la fuerte depreciación del Yuan de China durante diciembre, unido a la décima contracción consecutiva en los PMI de China, desencadenaron una corrección superior al 7% de la bolsa de este país, la cual tuvo que ser intervenida por las autoridades, acrecentando el temor de los inversionistas y generando un contagio sobre el resto de las bolsas del mundo. 

Considerando el gran tamaño que tiene China dentro de la economía mundial, estos efectos traspasaron fronteras, afectando a países exportadores de commodities como Chile y a grandes potencias mundiales como Japón. China es el principal comprador de recursos naturales en el mundo, por esto no es de extrañar que ante un menor crecimiento genere caídas en los precios de los commodities, lo que genera, a su vez, una depreciación en las monedas emergentes y correcciones en índices accionarios. Por otra parte, países como Japón y Alemania se han transformado en grandes proveedores para el crecimiento chino y, por tanto, una desaceleración del gigante asiático afecta a los mercados de estos países.

Como suele suceder en estos periodos de corrección, también los inversionistas se refugiaron en activos de menor riesgo, por esto hemos visto caídas en las tasas de la Fed a pesar de que en el mes de diciembre la Reserva Federal comenzó un proceso de alzas de tasas.

Tomando en consideración la magnitud de las correcciones, consideramos que los fundamentales de la economía mundial no se han deteriorado lo suficiente como para justificar esta caída. Sin embargo, no hemos visto señales de que la corrección a las exceptivas de crecimiento hayan terminado. Por esto, nuestro llamado es a estar neutrales en la exposición de los portafolios de entre renta variable y renta fija, estando atentos a posibles oportunidades que puedan surgir en el mercado, las cuales creemos que van venir de la mano de una estabilización de las exceptivas de crecimiento y valorizaciones más atractivas.

*El autor es gerente de Inversiones de BICE Inversiones AGF.  

Archivos relacionados