Trader

Institucionales reducen su exposición a Wall Street

Maria Paz Recaman 21/04/2017

Acciones de EEUU estarían sobrevalorados, según manifiestan administradores de fondos en un sondeo de BofAML.

LOS inversionistas se están alejando de las acciones de Estados Unidos.

Al menos eso es lo que demuestra la última encuesta a gestores que hizo Bank of America Merrill Lynch (BoAML) entre el 6 y 12 de abril: el informe arroja que el posicionamiento en papeles estadounidenses durante el cuarto mes del año cayó a su nivel más bajo desde enero de 2008.

El documento muestra que, en términos netos, el 20% se encuentra subponderando la renta variable de EEUU. El mes pasado, en tanto, la balanza se inclinaba por sobrenderar estos activos. Así, la desviación estándar de la actual asignación en acciones de EEUU está un 0,8 por debajo de su promedio de largo plazo.

Los catalizadores que explicarían este retroceso serían principalmente dos:

Primero, los múltiplos, considerando que un 83% de los institucionales cree que los títulos de EEUU están sobrevalorados.

Segundo, alegan que existe un mayor riesgo de que se atrase la reforma de impuestos de EEUU. Así, solo 5% cree que el Congreso norteamericano aprobará la reforma antes del receso de verano (de julio a septiembre).

En contraste, el asset allocation a las acciones de la Eurozona subió a su máximo nivel en 15 meses: en términos netos, 48% dice sobreponderar estos activos versus el 27% neto que las sobreponderaba el mes pasado. Así, la desviación estándar aumentó a 1,3 por sobre su promedio de largo plazo.

Más dramático fue el incremento en los mercados emergentes: el 44% de los gestores dice sobreponderar las acciones de la región -en términos netos-, lo que se compara con el 18% neto que subponderaba los títulos emergentes el mes pasado. De este modo, el posicionamiento en esta clase de activos logra su mejor valor en 5 años, marcando una actual desviación estándar de 1,1 por encima de su promedio de largo plazo.

Pese a la visión más negativa en EEUU, y considerando la visión más positiva en la Eurozona y emergentes, los niveles de efectivo disponible en los fondos siguen relativamente altos. De hecho, el dinero destinado a caja de los gestores subió en abril a 4,9% desde el 4,8% en que se encontraba en marzo.

Apuestas por la banca

En cuanto al posicionamiento a nivel sectorial, en abril los inversionistas siguieron apostando por el sector tecnológico, bancario, y farmacéutico. Las salidas se produjeron en utilities, telecomunicaciones y productos de consumo básico.

De hecho, en momentos en que el sector bancario ha marcado un rally durante el inicio de 2017 a nivel global, la asignación de los gestores a esta área llegó a un nuevo máximo histórico: subió desde el 29% que sobreponderaba en términos netos en marzo, a 32% en abril.

La visión para los bonos, en tanto, mejoró. Si el mes pasado 65% decía subponderarlos, en términos netos, ahora la cifra llegó a 62%. Con este cambio, la asignación quedó con una desviación estándar de un 1,0 por debajo de su promedio a largo plazo.