Trader

Fondo E de las AFP concentró entradas por US$2.337 mills. en mayo

PULSO 06/06/2016

Prosigue el apetito por bonos en UF y la escasez de flujos de venta, sobre todo en duraciones bajo 5 años, lo que mantiene los spreads presionados bajo 100 bps.

El vigosoro apetito por los bonos en UF, así como la escasez de flujos de venta, sobre todo en duraciones bajo 5 años y que mantiene los spreads presionados bajo 100 bps (caso AAA), continuó siendo la tónica de la semana en el mercado de renta fija local.

Pablo Gallegos, operador de mesa de dinero de Fynsa, señaló que algo similar muestran las duraciones un poco más largas, entre 5 y 9 años, “en donde los spreads de emisores de buena calidad crediticia no superan los 120 bps, desviando la atención de los portfolio managers hacia papeles de rating inferior a cambio de mayores spreads”. En tanto, en la parte más larga de la curva, sobre 10 años, los papeles corporativos y bancarios también han sido objeto de una demanda que cada vez se torna más agresiva por parte de las compañías de seguros, las que para calzar sus pasivos -y ante las pocas emisiones en duraciones largas en lo que va del año- han tenido que apuntar a papeles con mayores spreads, como bancarios subordinados y corporativos AA-. 

Respecto a los flujos, el mes de mayo finalizó con una entrada de US$2.337 millones al Fondo E de las AFP, mientras que del Fondo A salieron US$461 millones. En los fondos mutuos, el mes pasado dejó aportes netos por US$809 millones, concentrados mayoritariamente en los fondos en UF (US$628,2 millones) y flexibles (US$173.4), mientras que los fondos nominales terminaron el mes captando US$7,4 millones, pues sufrieron rescates desde la mitad del mes hacia adelante, indicó Gallegos.

Por otra parte, durante la semana la curva en UF cayó en promedio 4bps entre 2 y 5 años, mientras que entre 7 y 10 años aumentó 1bp promedio. La curva nominal, en tanto, cayó en promedio 2bps entre 2 y 7 años, manteniéndose impávida a 10 años. Producto de ello, el break-even de inflación a 2 años creció 8bps en el plazo a 2 años (3,04%) y el correspondiente a 5 años aumentó en 2bps (3,01%); el BE10, en tanto, se mantuvo en 2,97%.

Pablo Gallegos puntualizó que el canje de bonos de Tesorería tuvo un nuevo capítulo la semana pasada, “en donde una vez más los papeles licitados mostraron un premio sustancial frente a los niveles transados en el mercado en las últimas sesiones, promediando 4bps en los BTU2021, BTU2026 y BTU2044. Naturalmente, este programa de intercambio seguirá introduciendo ruido en las bases hasta su conclusión el 21 de julio, luego de lo cual no descartamos una normalización de los niveles”.