Trader

FFMM en UF captaron US$400 millones en enero y presionan tasas de bonos

PULSO 01/02/2016

Asimismo, al fondo E de las AFP entraron US$3.652 millones en el primer mes del año, lo que suma presión a los spreads de la deuda corporativa local.

El mercado más convulsionado que se observó en enero llevó a que los inversionistas buscaran alternativas de inversión más seguras, presionando los spreads de la deuda corporativa chilena.

Al Fondo E de las AFP entraron US$3.652 millones durante enero, mientras que el Fondo A ha visto salir US$2.207 millones. En los FFMM del mercado de deuda local, durante enero entraron US$408 millones, de los cuales US$392,6 entraron a fondos en UF, mientras que US$41 entraron a fondos flexibles. Por el contrario, de los fondos nominales salieron US$25,6 millones, detalló Pablo Gallegos, operador  de mesa de dinero de Fynsa.

Particularmente el fuerte flujo hacia los fondos mutuos, equivalente a unos US$150 millones por semana, ha tenido repercusiones relevantes. “Por esta razón, si bien comenzamos el mes con una curva de spread de bonos AAA en UF aplanada en torno a 130 bps, ésta actualmente muestra una clara pendiente, con los papeles bajo 5 años de duración mostrando un comprimido spread en torno a 100bps, nivel muy bajo para muchos portfolio managers. A su vez, esto ha desplazado la demanda hacia duraciones mayores y hacia papeles de menor clasificación en busca de mejores rendimientos. De este modo, el spread de los títulos entre 5 y 8 años ya se encuentra bajo 120bps”, explicó Gallegos.

Un buen ejemplo del apetito por estos instrumentos fueron las colocaciones de Aguas Andinas y de BBVA de la semana pasada. “Se realizaron a tasas muy bajas, con el bono BAGUA-Z colocándose a 95bps de spread y el bono BBBVM50714 a 120bps de spread. Esto es una excelente prueba de que el alto apetito por títulos indexados a la UF continúa siendo la tónica del mercado, dinámica que está lejos de terminar si los aportes a los FFMM continúan mostrando el vigor visto hasta aquí”, concluyó Gallegos.

En Bice Inversiones, dada su expectativa de registros positivos del IPC durante el primer trimestre y un avance de la inflación de 3,8% en 2016, mantienen su preferencia por instrumentos reales en las carteras de renta fija.

Archivos relacionados