El Toro

¿Se atrasa venta de 28% de Brookfield en Transelec? Aún no se define lista corta

PULSO 17/07/2017

Sin noticias continúan los interesados en ingresar a la propiedad de Transelec. El 19 de junio venció el plazo para que ingresaran las ofertas no vinculantes por 27,7 % de la compañía en manos de Brookfield Asset Management. Quienes participan del proceso señalan que además de hacer una propuesta por el porcentaje del fondo canadiense, también podían realizar una por el total de la empresa, en caso de los otros tres socios decidieran salir.

Junto a Brookfield también participan en la empresa de distribución Canadian Pension Plan Investment Board ( 27,7%), British Columbia Investment Management Corp (26,1%), y Public Sector Pension (18,5%), socios que mantienen un pacto de accionistas y que ante el proceso de salida de uno deben resolver si otro está dispuesto a tomar la participación.

Fuentes cercanas al proceso señalan que tras la entrega de ofertas no vinculantes, Santander y Scotiabank, asesores en la venta, debían entregar una lista corta especificando quiénes serían los ofertantes que pasarían a una segunda etapa, algo que debió ocurrir hace un par de semanas y que hasta el viernes permanecía sin novedades.

Uno de los aspectos que estaría retrasando la definición, a juicio de una fuente que pidió no revelar su nombre, es justamente que los fondos que participan en la propiedad no han llegado a acuerdo aún.

Ejecutivos que han conocido de las conversaciones explican que los vendedores esperan que la transacción alcance un valor de 15 veces el Ebitda menos la deuda (US$2.000 millones aproximadamente). Es decir, con los US$350 millones que en 2016 obtuvo la compañía, su valor podría llegar hasta los US$3.250 millones y el 27,7% del fondo canadiense llegaría a US$870 millones.

En 2006 el consorcio que lideró Brookfield adquirió el 92% de Transalec que estaba en manos de Hydro-Québec, además del 8% en manos de la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial. Fueron US$1.700 millones los que debió desembolsar en aquella ocasión.

La compañía tiene 9.609 KM de líneas de transmisión y 57 subestaciones, infraestructura que le permite dominar por lejos el mercado de la transmisión de energía. Sólo el año pasado obtuvo $80.983 millones (US$121 millones) en ganancias y su Ebitda alcanzó los $239.357 millones (US$357 millones).

Este marzo de este año, Brookfield compró un paquete de activos de SunEdisson, agrupadas en dos “yieldcos” – estructura corporativa enfocada en generar dividendos, que están fundamentados en los activos de la compañía-; una de las cuales es propietaria del proyecto Amanecer Solar CAP, central actualmente en operación que abastece al grupo CAP y con una capacidad total instalada de 100MWp. Dicha operación se cerraría el segundo semestre y antes de eso Brookfield tiene que decidir si enajenar el parque solar o su participación en la mayor transmisora de Chile, o de lo contrario entraría en conflicto con el artículo 7 de la Ley General de Servicios Eléctrico.