Trader

El IPSA registra su peor inicio de año desde 2008, mientras la renta fija sigue positiva

PULSO 18/01/2016

El nuevo año parece que no está trayendo aire fresco a la bolsa local, por lo menos hasta ahora. Y es que si bien los montos en acciones son el doble que los del año pasado a esta misma altura, cuando se mira la rentabilidad que arrojan los primeros diez días hábiles de 2016 las noticias no son buenas.

Claro no se le puede echar toda la culpa a razones internas, como el que no hayan nuevas aperturas de empresas a la bolsa (como se sabe la última, la de Lipigas, se quemó en la puerta del horno), ya que la verdad es que las inestables señales que sigue dando China han puesto nerviosos a todos los mercados internacionales; de hecho, las principales bolsas internacionales también están con números rojos. Sin embargo, para quien invierte únicamente en el mercado local siempre espera que el nuevo año puede ser mejor que el anterior, especialmente tras la baja de 4,4% con la que cerró el ejercicio 2015. 

Pero dado que la volatilidad ha sido parte de los mercados desde hace ya buen tiempo, a la hora de mirar lo que han sido los primeros diez días hábiles del IPSA respecto al mismo lapso del año pasado, el índice de referencia de la bolsa santiaguina no está sacando buena nota, ya que cae un 5,27% en lo que va de 2016 frente al -3,16% de 2015. Con ello, muestra su peor inicio de año desde 2008.

Este año también son menos las acciones que suben de precio: 3 contra 10, siendo solamente Concha y Toro, Security y  E-CL los papeles que están en terreno positivo en las primeras jornadas de enero.

Pero quienes sí están sacando cuentas alegres, por lo menos hasta este momento, son aquellos que están invertidos en renta fija local, que al igual que el año pasado le está ganando a la renta variable chilena. Y así lo reflejan las cifras de LVA Indices, de acuerdo a las que se desprende que los bonos corporativos están arrojando una rentabilidad de 0,96%, lo que se ubica por encima de lo que ocurrió a la misma fecha del año pasado. Lo mismo sucede al mirar el índice chileno de bonos soberanos, ya que este ejercicio está partiendo con mejores retornos que los de 2015.

Pero dado que el año recién comienza y que ocurrirán muchas cosas que aún nadie tiene consideradas en sus bitácoras -buenas y malas-, los optimistas de la renta variable local esperan confiados en que se cumplirán las estimaciones que apuntan a un crecimiento de 15% de la bolsa local, lo que implicaría ver al IPSA en 4.200 puntos en 12 meses. Eso sí, para lograr tal meta el índice de referencia deberá recorrer un largo tramo, pensado que el viernes cerró en 3.486 unidades.

Archivos relacionados