Buenos Aires Argentina

Trader

Peso argentino es la segunda moneda que más cayó en el mundo

Reuters 08/05/2018

A pesar de la batería de medidas oficiales para tratar de frenar la depreciación de la moneda doméstica, el peso argentino cerró con un retroceso de 2,74% respecto al dólar y se ubicó en el segundo lugar dentro de las divisas que más cayeron en el mundo.

Al término de las operaciones, el peso argentino frente al dólar moderó las pérdidas y se ubicó en 22,48 la unidad. Esto, luego de haber caído a un nuevo máximo histórico de 23,25 pesos a las 11:48 hora local, por encima del piso previo de 23 unidades por dólar que había marcado el jueves, un día antes de que el Banco Central subiera con fuerza su tasa referencial a un 40%.

El tipo de cambio muestra un “movimiento de aversión al riesgo global, pero muy amplificado por factores locales”, dijo Martín Vauthier, economista del Estudio EcoGo.

La persistente devaluación del peso en las últimas semanas a pesar de reiteradas alzas en la tasa de política monetaria del Banco Central también llevó al Gobierno a bajar su meta de reducción del déficit fiscal este año, para mostrar a los inversionistas su compromiso con el ajuste de las cuentas públicas.

Sin embargo, luego de una recuperación parcial de indicadores financieros el viernes y en el inicio de la sesión del lunes, los mercados locales retomaron la senda bajista y este martes profundizaban sus pérdidas.

Operadores dijeron que los bonos extrabursátiles argentinos cedían el 1,2% en promedio, en línea con el desplome general de las plazas locales en un escenario de incertidumbre. Las tasas interbancarias saltaban 500 puntos básicos, a un 39% anual.

“Es un día que mete miedo”, dijo un experimentado operador cambiario que pidió anonimato, al tiempo que recordaba otras corridas financieras en Argentina durante las últimas décadas.

La autoridad monetaria publicará el martes, al cierre de los mercados, un nuevo comunicado de política monetaria.

“Serán importantes las señales del Banco Central respecto de la inflación en abril, y el potencial impacto de la depreciación del peso y acerca de la evolución de los precios en los primeros días de mayo”, afirmó la consultora Delphos Investment.

Agentes cambiarios coinciden en que la volatilidad de los mercados argentinos continuará al menos en el corto plazo debido a la incertidumbre de los inversionistas.