Trader

Alfredo Mordezki, sobre renta fija Latam: "Los niveles de rentabilidad de marzo son irrepetibles"

Paulina Breschi 18/05/2016

Alfredo Mordezki aseguró que: "La deuda corporativa es sin duda muy atractiva porque hoy ofrece al invesor una posibilidad de diversificación enorme".

Con un comienzo de año marcado por la volatilidad, los flujos en renta fija latinoamericana que se vieron en la región durante  marzo alcanzaron altos niveles de rentabilidad. Pese a ello, para Alfredo Mordezki, director de renta fija latinoamericana en Santader Asset Management, lo que se ve hoy es una normalización: “los niveles todavía son atractivos, pero las rentabilidades esperadas de aquí a fin de año son más cercanas al 6% anual”. 

¿Cómo se han comportado los niveles de flujos de renta fija latinoamericana?

-Los flujos han ido de menos a más: enero y febrero han repetido la tónica negativa de 2015 y marzo ha sido el cambio de tono. Tanto para moneda local como para dólar se mantuvo durante el mes de abril. La semana pasada fue la décima semana consecutiva de flujos positivos en el Asset Class y ya estamos positivos en el año. A diferencia de las divisas, por ejemplo, una vez que realmente el mercado cambia un poco su visión extremadamente negativa tiende a perdurar el efecto positivo durante unos meses.

¿Cree que los niveles de flujos se van a mantener?

-Sí, la verdad es que el mundo en general estaba muy infrainvertido en mercados emergentes y en la región en particular. Entonces, aunque sean relativamente importantes para América Latina, no son tan importantes a nivel de asignación de asset allocation internacional. Son perfectamente mantenibles en la medida en que los fundamentos no tengan un momento de mucha debilidad. 

¿Cuáles han sido los niveles de rentabilidad?

-Los niveles de rentabilidad de marzo son irrepetibles, surgen de un mercado que sufre una especie de escasez de papel, sabemos que las intermediarios han ido bajando su participación, con lo cual esto que era malo cuando la gente quería vender, también es malo cuando la gente quería comprar porque incrementa la volatilidad. Ahora lo que tenemos es una normalización: creemos que los niveles todavía son atractivos, pero las rentabilidades esperadas de aquí a fin de año son más cercanas a los niveles de los TIR de los portafolios, es decir, 6% anual (no tendremos 3% mensuales como en marzo). 

Mirando a la región ¿hoy es más atractiva la deuda corporativa o la soberana?

-La deuda corporativa es sin duda muy atractiva porque hoy ofrece al inversor una posibilidad de diversificación enorme, mucho más que la deuda soberana. Hablar de crédito hace unos 15 o 20 años era hablar de los países, ahora hablar de crédito es hablar de las compañías y eso es parte del proceso de normalización y de desarrollo de los mercados de crédito y en ese sentido creo que es muy atractivo. Hay un mercado de investment grade que también es muy atractivo, particularmente se ha visto un poco diezmado por los downgrades de Brasil, donde hemos perdido unos cuantos emisores, porque la mayoría de las agencias le han quitado el investment grade a las compañías por culpa del soberano, pero creo que sigue habiendo hoy una cantidad de emisores muy interesantes en América Latina que permiten una diversificación del ciclo mundial.

¿Pero son más riesgosos?

-Depende. Son más riesgosos en duración, porque la región en general ha emitido a 10 y 30 años. Por ejemplo, en Asia la típica estructura del high yield es de 7 años en la mayoría de los bonos y eso hace que la exposición a tipos de interés sea más alta que en América Latina. Pero también como consecuencia de lo mismo hay muy poco riesgo de financiamiento en los próximos dos o tres años, porque las compañías han podido en general emitir a largo plazo y han quitado los riesgos de vencimiento de su balance. Entonces, en lo que es riesgo de liquidez, el riesgo de financiamiento de corto plazo es mucho más alto en Asia que en América Latina. 

¿Hay más apetito de riesgo?

-Hay tres elementos: uno es el mensaje más balanceado de la Fed, el segundo es el comportamiento del dólar (que a su vez le da un suelo al precio de los commodities) y el compromiso con una política monetaria extremadamente expansionista en Europa. Todo eso es una alineación de estrellas hacia mercados que puedan ofrecer primas que no están disponibles en Europa, Japón o EEUU. 

¿Por qué se hace más atractivo Latinoamérica?

-Dentro de mercados emergentes se tenía infraponderado a Latinoamérica. El movimiento de la región con una transición más hacia una economía de mercado, sumado a que los precios estaban especialmente atractivos para muchas compañías que son muy solventes en un entorno de commodities estabilizándose, claramente hacía que Latinoamérica fuera el candidato para implementar una decisión de incrementar posiciones emergentes y beneficiarse de esos flujos. Estamos viendo que se reabre el mercado primario que es un elemento muy positivo.