Trader

A la espera del dato de inflación de enero, crece la demanda por UF

PULSO 18/01/2016

Compensaciones inflacionarias a 2 años disminuyeron hasta niveles de 3,27% tras retroceder 5 puntos base.

Una mayor demanda por instrumentos en UF fue la tónica que se dio con mayor fuerza durante la semana pasada, la que a su vez estuvo marcada por la reunión de política monetaria -la primera del año- en la que el Banco Central mantuvo la TPM sin cambios en 3,5% tal como lo esperaba el mercado.

El mayor apetito por UF se dio se manera especial en las duraciones menores a 5 años. “Algo que claramente se ve en el nivel de los spread que se han apretado 10bps en lo que va de enero”, destaca Pablo Gallegos, operador de mesa de dinero de Fynsa. 

En ese contexto, el dato de inflación de enero, que hasta el viernes el mercado lo situaba en un rango de 0,31%-0,39%, debería estimular aún más la demanda por UF. “Sobre todo por los fondos mutuos, con lo cual creemos que la demanda debería ampliarse a tramos más largos en la curva buscando mejores spreads”, añadió Gallegos.

En este escenario, la recomendación es seguir buscando valor en duraciones de entre 5 y 7 años en papeles con buena liquidez. “Sin embargo, no desecharíamos analizar papeles corporativos específicos con buena clasificación, que quizás no tienen una liquidez muy alta, pero tienen tasas y spreads bastante atractivos”, señaló.

Respecto a lo que pasó la semana pasada en las curvas, la real disminuyó en promedio 9bps en el tramo de entre 2 y 5 años, mientras que entre 10 y 20 años bajó 4bps en promedio. La curva nominal, por su parte, mostró un descenso de 10bps promedio entre 2 y 5 años, mientras que en plazos mayores la caída anotó un promedio de 2bps. Producto de estos movimientos, el break-even de inflación a 2 años disminuyó hasta niveles de 3,27% luego de retroceder 5bps, mientras que en plazos mayores las compensaciones inflacionarias aumentaron levemente, con el plazo a 5 años subiendo en 3bps hasta 3,04% y a 10 años elevándose en 1bp hasta los 2,99%.

Respecto a los bonos corporativos y bancarios AAA en UF, la curva de spread se empinó levemente, con los diferenciales de los bonos de duración bajo 5 años acercándose a los 120bps (desde 130bps la semana previa), mientras que los bonos en torno a 8 años de duración exhibieron un spread más cercano a los 140bps. Los bonos nominales, por su parte, continuaron transando con spreads sobre los 120bps en clasificaciones AA o mejores.

Archivos relacionados