Tech

La tecnología como pieza clave en la planificación urbana

Paula Núñez 12/05/2016

Pinturas dinámicas que cambian de acuerdo a las necesidades de la conducción, sistemas que gestionan los GEI y la incorporación de vehículos autónomos son parte de las alternativas para hacer más inteligentes las autopistas.

En las grandes urbes del mundo, una de las áreas más complejas de planificación tiene que ver con el transporte, donde la congestión se ha convertido, prácticamente, en una condición sine qua non, lo que se traduce en efectos indeseados tanto para conductores como peatones, donde fallas en la frecuencia del transporte público, incremento del tiempo de los trayectos, polución del aire y contaminación acústica son parte de estas consecuencias que merman la calidad de vida de los ciudadanos.

Para dar respuesta a estos inconvenientes, varias son las empresas tecnológicas que buscan erradicarlos a través de los denominados Sistemas Inteligentes de Transporte (SIT), no solamente  ayudando a mejorar su movilidad, sino también haciéndola más sostenible. Este tipo de infraestructura empezó a crecer con fuerza en los 90 cuando el foco era combinar información, comunicaciones y tecnologías del transporte en vehículos  e infraestructura. Una combinación que, en los últimos años, adquiere una enorme transcendencia dado que desde hace algunos años las tecnologías de la información permiten emitir información móvil en cualquier lugar y en tiempo real. 

Caso alemán. Holanda y Alemania son dos de las naciones pioneras en la implementación de carreteras inteligentes. Hamburgo desarrolló su SmartRoad donde sumado a los sistemas de transporte inteligente, incorpora el concepto de Internet de las Cosas (IoT) para proveer información a vehículos y conductores. En su construcción se tuvo en cuenta tanto la gestión del tráfico denso que puede producirse en ciertas ocasiones, como la iluminación inteligente adaptada a las condiciones de la calzada, sensores estructurales y otros de carácter ambiental. 

Esto permite registrar todos los datos posibles y ofrecer al conductor y a las autoridades de tráfico toda la información posible con el objetivo de mejorar la fluidez y la conducción en la carretera. En su diseño, la seguridad ha sido una de las claves, donde no sólo se busca disminuir la cantidad de accidentes, sino también incorporar protocolos que cuiden la privacidad de las personas. Eso lo consiguen a través de un sistema de cámaras que difumina las caras de quienes pasan por ella, lo mismo ocurre con las patentes de los vehículos.

Pintura dinámica. Otros países como Holanda han experimentado también con las “pinturas dinámicas”. En la primera fase han desarrollado pintura fotosensible que permite iluminar la ruta sin necesidad de electricidad. Del mismo modo, permite cambiar los símbolos en el pavimento de acuerdo a las necesidades de la conducción. Para la implementación exitosa de este tipo de autopistas “es indispensable contar con un software específico para la gestión del transporte y así optimizar los planes de transporte diarios y semanales, consolidando carpooling, seleccionado el transporte integrando tanto el transporte de llegada como el de salida, y la organización de las rutas”, dice Paulo Padrao, VP Sola de Infor.

La idea es que en el futuro, por estas calles lleguen incluso a transitar vehículos autónomos (ver recuadro).

Tecnologías. Padrao señala además que hay una serie de tecnologías que hacen más eficiente estos procesos: self-service business intelligence, con la que los usuarios pueden analizar los datos y generar sus propios reportes, exportando datos a otras herramientas según su preferencia; interfaz gráfica basada en mapas, permite representar las operaciones en un mapa y manipular directamente los objetos como ordenes, sitios y rutas en la misma pantalla.

Esta aplicación también cuenta con menús pop ups que permiten acceder inmediatamente a comandos relacionados; modelado de emisiones, permite ver y modelar las emisiones tipo GEI, con ello se puede adaptarlas para cumplir con objetivos de sustentabilidad y del medioambiente, estableciendo límites de emisiones y generando reportes de las emisiones para analizar.