Opinión

Una "simplificación" que necesita cambios

PULSO 14/01/2016

El Gobierno no quiere escuchar a quienes advierten de nueva reforma a Reforma Tributaria.

El Gobierno está haciendo avanzar en el Congreso su iniciativa que reforma la Reforma Tributaria y que el Ministerio de Hacienda insiste en llamar eufemísticamente proyecto de simplificación tributaria. Aunque la realidad es que la legislación no incluye enmiendas de fondo a la normativa aprobada en 2014, es un ajuste fuertemente demandado por los técnicos. De hecho, son numerosos los expertos que sostienen que se está desaprovechando la oportunidad de hacer cambios más estructurales en la Reforma Tributaria -como la cuestión del sistema semi integrado sobre la que ha vuelto a llamar la atención el presidente de la CPC-, lo que solo sería factible si el Ejecutivo se abre a una discusión más larga y profunda del proyecto. Desafortunadamente, la voluntad de La Moneda y del propio equipo económico de disponer de la ley antes del receso veraniego, hace imposible un análisis más técnico y riguroso del régimen impositivo y su efecto en el crecimiento. Lo que olvida la administración es que otra vez son decenas de expertos que adelantan que la ley deberá ser nuevamente reformada, dadas las falencias y/o problemas que tendrá en su aplicación. En esta ocasión como las anteriores y en la discusión de otros proyectos de ley con efectos económicos, la autoridad ha hecho oídos sordos y después, con la fuerza de los efectos, ha debido hacerse cargo. El Gobierno tiene otra vez en sus manos una oportunidad única de enmendar el rumbo, pero pareciera que la dejará pasar. 

Archivos relacionados