Opinión

¿Termina un ciclo?

PULSO 09/11/2017

Pareciera que lo peor ya pasó y que se estaría al final de la fase de menor dinamismo en materia económica. Más que nunca, entonces, el crecimiento debe ocupar un lugar prioritario.

A meiddia que se acerca el fin de año, la previsión de los economistas y analistas respecto de la actividad en el mercado local ha ido mejorando. Es así como tras el crecimiento de 2,2% en el tercer trimestre, las expectativas para el último cuarto del año llegan hasta 3,5%, para terminar el año en 1,5% o menos. Lo que dicen las cifras va en la misma línea de lo visto en el Índice de Percepción Económica (IPEC) de octubre, medición de confianza del consumidor realizada por Adimark, la que llegó a 46,5 puntos, su mayor nivel desde julio de 2014. A doce meses, en tanto, escaló hasta 55,8 puntos, lo que es su mejor ubicación desde junio de 2014.

La trayectoria del precio del cobre y los menores niveles de inflación que se han registrado se suman a las mejores expectativas económicas como las razones que explican el positivo ánimo que muestran los consumidores. Por otra parte, e independientemente de quien gane la próxima elección presidencial, el factor político también está incidiendo en mejorar las perspectivas de los consumidores.

Lo que pareciera es que lo peor ya pasó y que se estaría al final de un ciclo de menor dinamismo en materia económica, en el que incidieron factores internos y externos. Más que nunca, entonces, el crecimiento debe ocupar un lugar prioritario.