2245035_500.jpg

Opinión

Si vas para Chile... ¿encontrarás un país generoso?

PULSO 25/01/2016

Por Alejandra Fuenzalida. Es alentador pensar que día a día estamos dispuestos a entregar a otros uno de nuestros bienes más importantes.

Cada cierto tiempo nos preguntamos si efectivamente los chilenos somos tan generosos como creemos. Si es cierto que en nuestro país se cumple con la frase de la popular canción “Si vas para Chile” que dice: “Y verás cómo quieren en Chile, al amigo cuando es forastero…”.

Hace unas semanas se dieron a conocer las cifras del Índice de Generosidad Mundial 2014 (World Giving Index), preparado por la Fundación de Ayuda Caritativa (Charities Aid Foundation), donde obtuvimos la posición número 50, siendo el país mejor ubicado de Sudamérica.

La lista se elabora considerando tres variables: ayudar a personas que uno no conoce en el mes previo a la consulta, gente que dona parte de sus ingresos a obras de caridad y personas que realizan trabajos de voluntariado. Y de estas tres, en la que obtuvimos menos puntaje fue, justamente, en el aspecto del voluntariado.

Cabe preguntarse por qué ocurre esto. ¿Realmente nos importa que nuestra generosidad sea efectiva y ayudar, con nuestras propias manos y tiempo, a lograr un cambio en la vida de las personas, más allá de solo donar dinero? Porque si solo nos preocupamos de la plata no se logra una cadena virtuosa, que podría aportar a la disminución de la pobreza y a reducir la falta de oportunidades que vemos. Pareciera ser que la clave para avanzar en muchos “temas país” -mejor educación, mayor inserción laboral, más oportunidades de desarrollo personal- está justamente en este punto.

En Chile, pese a las cifras de este informe, estamos viendo cómo el voluntariado corporativo está creciendo con fuerza. Cada vez son más las personas que donan horas de su tiempo a acciones sociales en comunidades donde opera una determinada empresa, creando un círculo en el que podemos apreciar la generosidad como elemento fundamental.

Según la Encuesta Nacional de Voluntariado 2015 -que efectuaron la Fundación Trascender y GFK Adimark- desde 2014 al año pasado la cifra de personas que realiza voluntariado creció casi al doble, pasando de 6% a 11% de los encuestados.

Esto es una muy buena noticia porque en el mundo actual, donde el principal activo de las personas no es el dinero, ni la profesión, ni los proyectos, sino que el tiempo, es alentador pensar que día a día estamos dispuestos a entregar a otros uno de nuestros bienes más importantes.

La invitación entonces es a seguir creciendo en este porcentaje de chilenos voluntarios, involucrando en mayor medida a compañías, instituciones públicas, organizaciones no gubernamentales y ciudadanos en acciones de voluntariado que impacten en la vida de los demás. Esto nos permitirá unir fuerzas generosas para ayudar a “nuestro amigo cuando es forastero”.

*La autora es gerente general de United Way Chile.

Archivos relacionados