Soledad Recabarren

Opinión

¿Se beneficia sólo al 1% más rico si se rebajan los impuestos?

PULSO 09/05/2018

Por Soledad Recabarren

En estos días se ha discutido mucho si es bueno o malo para el país integrar plenamente un régimen general único y rebajar el impuesto a la renta que pagan las empresas. Esto es la tasa del impuesto de primera categoría de 27% a 25%. Un grupo de políticos señala que, con esta medida, sólo se está beneficiando al 1% más rico del país. Claramente no estamos de acuerdo en esa mirada.

Si se analizan las estadísticas del Servicio de Impuestos Internos (SII), nos damos cuenta que el 74,4% de las empresas formales en Chile son microempresas, esto es compañías que facturan menos de 200 UF al mes (aproximadamente $5,3 millones). Un 24% son pequeñas y medianas con facturación de menos de 8.333 UF al mes (aproximadamente $225 millones), y las grandes empresas, que representan menos del 1,6% del total, facturan más de 8.333 UF al mes.

De este universo, el 14,4% de los contribuyentes de primera categoría está en el sistema parcialmente integrado. O sea, casi el 13% de las empresas afectas al sistema parcialmente integrado son pequeñas y medianas empresas, las cuales tributan con 9,45% de sobretasa, ya sea porque sus dueños no pueden usar el 100% del impuesto de primera categoría como crédito, o en caso de tener bajas tasas de impuesto global complementario, no se les permite obtener la devolución de 35% del impuesto de primera categoría pagado por la empresa en la que participan.

Por su parte, también están los trabajadores que cotizan en las AFP quienes tienen el 17% del total de los fondos en Sociedades Anónimas Abiertas. Esto implica que sus fondos están en alguna de las sociedades más grandes del país, que generan el 80% de las ventas del mercado chileno.

Cuando una Sociedad Anónima Abierta distribuye utilidades, éstas ya van con el impuesto de Primera Categoría pagado. Este no puede ser utilizado por los cotizantes de las AFP como crédito contra el impuesto que grava su jubilación, tampoco pueden solicitar su restitución en el caso que su jubilación este en los tramos exentos de la tabla del Impuesto Global Complementario. Tampoco se puede incrementar su jubilación con la recuperación de estos impuestos.

Este año el 27% de las utilidades de las empresas, serán destinadas al pago de impuesto y por dicho monto se reducirá la base de utilidades distribuibles a los fondos de pensiones, que administran nuestras futuras jubilaciones. Los impuestos acumulados y no utilizables entre el año 1988 al 2013, ascendían a más de US$2.000 millones, o sea, si este impuesto pudiera ser recuperado por el fondo, se habrían incrementado las jubilaciones en los mismos US$2.000 millones.

Sostener que una rebaja del impuesto de primera categoría sólo beneficia al 1% más rico del país, es desconocer que hay un gran número de pymes acogidas al régimen parcialmente integrado, y también es desconocer que a través de nuestros fondos en la AFP somos muchas las personas que, de reducirse el impuesto de primera categoría, nos veríamos beneficiados con esta rebaja.

Algunas frases que políticos enarbolan como eslogan de campaña, no son 100% efectivas. Es más, muchas son sólo adoctrinamiento ideológico.P

*Socia de Recabarren & Asociados