Opinión

Propuesta previsional

PULSO 08/08/2017

La iniciativa sobre pensiones del candidato Alejandro Guillier no entrega antecedentes básicos, como el costo financiero que tiene la propuesta completa.

El debateprevisional ha estado años en el tapete y poco se ha hecho para mejorar las pensiones. El Gobierno está pronto a ingresar un proyecto de ley, en tanto que algunos candidatos han presentado algunos planteamientos. Uno de ellos es Alejandro Guillier, candidato oficialista (sin considerar a la DC), cuyo programa dio indicios de sus ideas, pero que en un documento interno de su equipo ya contiene más detalles. Guillier propone cuatro pilares, los dos primeros para asegurar los pisos que garanticen que ninguna pensión estará bajo el sueldo mínimo.

Específicamente en el segundo, habrá una cotización por el 20% (trabajadores, empresa y fisco) del salario por hasta un tope a definir. El tercero mantendrá el sistema de capitalización individual para todas las cotizaciones que se realicen por sobre dicho monto máximo. Con los fondos se logrará financiar un aporte solidario intrageneracional sobre la base, no del salario, sino del número de cotizaciones anuales; financiar un aporte solidario intergeneracional para cubrir el riesgo de longevidad y las pensiones de la cuarta edad, y corregir la inequidad de género, financiando un Bono Mujer. El cuarto pilar será el ahorro voluntario, que en la práctica corregirá los estímulos tributarios que favorecen en exceso a las rentas altas. También Guillier evalúa penalizar los cobros indebidos de AFP e igualar la edad de jubilación en un plazo de diez años.

Será interesante seguir conociendo las “bajadas” de los planteamientos entregados, como por ejemplo, qué tan sostenible es su propuesta en el largo plazo, especialmente ante recursos fiscales escasos y una mayor expectativa de vida. O, por ejemplo, cuál es el costo fiscal de este plan.