2119526_500.jpg

Opinión

Productividad para 2016 es innovación para 2016

PULSO 13/01/2016

Por Juan de Dios Carvajal. Por lo tanto, una política pública que apoya la productividad lo que hace finalmente es apoyar la innovación.

Como he señalado anteriormente en este mismo espacio, la innovación no solo es crear el nuevo iPhone o una aplicación que pueda ser usada en este aparato. También se puede innovar dentro de la empresa en áreas como marketing, packaging, distribución o promoción del producto; o en ámbitos organizacionales, haciendo gestión del conocimiento, formación, evaluación y desarrollo de los recursos humanos o gestión de la cadena de valor o procesos. Todas estas formas de innovar concluyen en mejoras de productividad para quien las desarrolla y para sus clientes.

La OCDE señala que la productividad es el principal impulsor de los niveles de vida y considera fundamental la inversión pública en investigación básica con objeto de respaldar la aparición continua de innovaciones revolucionarias.

La misma OCDE sostiene que la productividad consiste en “trabajar de forma más inteligente”, no en “trabajar más intensamente”: refleja la capacidad de producir más mejorando la organización de los factores de producción gracias a nuevas ideas, innovaciones tecnológicas y nuevos modelos de negocio. Innovaciones tales como la máquina de vapor, la electricidad y la digitalización han propiciado cambios radicales en la producción de bienes y servicios, incrementando además los niveles de vida, el bienestar y el tiempo de ocio.

Por lo tanto, una política pública que apoya la productividad lo que hace finalmente es apoyar la innovación.

Para este año de la productividad es recomendable que los esfuerzos se enfoquen principalmente en las pymes, potenciando una vinculación más fuerte con universidades, centros de investigación, laboratorios y con fuentes de conocimiento.

Y en especial apoyar a nuevas empresas entrantes, que experimenten con nuevas tecnologías y modelos de negocio.

Por último, un gran aporte a la productividad de un país es fomentar la competencia en los mercados de bienes y servicios, especialmente en el sector servicios, ofreciendo incentivos a las empresas para adoptar mejores tecnologías y perfeccionar el desempeño en la gestión y generando reglas de juego uniformes que no favorezcan a las empresas tradicionales en detrimento de los nuevos entrantes.

*El autor es consultor y ex gerente de emprendimiento de Corfo.

Archivos relacionados