1823077_500.jpg

Opinión

Productividad: hechos y no palabras

PULSO 24/05/2016

Por Andrés Montero. Aunque parezca obvio, la productividad solo se logra trabajando más y mejor. La gratuidad es el peor aliado de la productividad. Hay muchos estudios y propuestas, pero se observa poca acción.

Los últimos meses han estado repletos de propuestas de muchos economistas y políticos acerca de cómo mejorar la productividad. Muchos estudios y poca acción, es lo que se ve. Este ciudadano, que circula por muchas partes, propone las siguientes quince medidas concretas. 1. Mejorar gestión de acceso de pasajeros de vuelos internacionales en el aeropuerto Arturo Merino Benítez. Es una vergüenza llegar al control de equipaje y ver que en algunas posiciones hay hasta ocho personas mirando la pantalla, pero también conversando y haciendo “nada”. 2. Eliminar los cargos de personas que meten en bolsas lo que cada uno compra en los supermercados. Esto no existe en los países desarrollados. 3. Impedir legalmente la actividad de “cuidador de autos”, pues constituyen un atentado a la libertad, actúan por amenaza y no aportan nada al país ni al “usuario”. 4. Agilizar la puesta en marcha de TAG centralizado en las carreteras, pues el sistema de peajes es inoperante y genera comercio ambulante en las colas y demora el flujo vehicular en carreteras ya colapsadas. 5. Mejorar la operación de los call centers en empresas públicas y privadas. Lo normal es que las líneas de servicio al cliente no contestan o están colapsadas. El cliente quiere respuestas y no mensajes o música. 6. Prohibir marchas estudiantiles en horarios de clases, pues hay facultades, como la de Derecho de la Universidad de Chile, que día a día pierden prestigio por la irresponsabilidad de algunos de sus alumnos y la complicidad de sus directivos. 7. Incentivar a las universidades para que los alumnos entren a clases temprano y con jornadas continuas. Las “ventanas” son enemigas de la productividad de los alumnos. 8. Fomentar programas televisivos que eduquen en distintas materias. Falta colaboración entre empresas y medios para educar por televisión abierta y cable. Hoy todos tienen televisión y es posible educar a través de ella. 9. Suspender de manera indefinida la entrega de tierras a las comunidades mapuches, pues esta es la principal razón por la que el problema en la Araucanía se ha agudizado. Esa región requiere mejor educación, salud e infraestructura. 10. Concentrar la mayor parte de los recursos del Estado disponibles para educación en los niveles pre escolar y básico. Hablar de gratuidad en educación superior parece utópico, al considerar la etapa de subdesarrollo que tiene nuestra educación pública pre escolar y básica. 11. Duplicar las horas de educación física en los colegios, no restando de otras asignaturas, sino de manera adicional. El deporte es el mejor antídoto para la droga, el alcoholismo y la depresión. 12. Mejorar el transporte público, para acortar tiempos de desplazamiento entre hogar y trabajo. Estudiaría un incentivo temporal a la contratación de personas que vivan en la misma comuna en la que está localizada la empresa donde trabajan. 13. Incorporar nuevas tecnologías a los procesos productivos, flexibilizando a la par el mercado laboral. Si los costos de despido son altos, el pequeño o gran empresario no invierte en tecnología y pierde competitividad. 14. Limitar legalmente el uso del celular en horario de trabajo para fines ajenos al laboral, salvo urgencias familiares comprobadas. Hoy los trabajadores malgastan un alto porcentaje de su tiempo hábil utilizando el celular para chatear con amigos, hablar con los hijos de temas no urgentes, enviar chistes, revisar noticias, preparar viajes y otras materias ajenas al trabajo. 15. Transformar el discurso de las autoridades, desde una orientación a los derechos, hacia una de los deberes. Aunque parezca obvio, la productividad se logra trabajando más y mejor. La gratuidad es el peor aliado de la productividad. 

*El autor es ingeniero comercial de la Universidad de Chile (amjpulso@gmail.com).