2107536_500.jpg

Opinión

Perdiendo el miedo a crear

PULSO 24/05/2016

Por José Tomás Infante. A pesar del desempeño tímido de la productividad nacional, los innovadores no sienten miedo a desarrollar sus ideas.

El desempeño nacional no pasa por un buen momento. De acuerdo al Índice Icare-Clapes UC, la productividad total de factores (PTF) -concepto elaborado a partir de variables como el PIB, la inversión y el desempleo- cumplió a fines de 2015 diez trimestres consecutivos de caída. Por su parte, como informa la Corporación de Bienes de Capital, esta situación no es de extrañar si vemos que los planes de inversión de las empresas, para los próximos cinco años, son hoy un 46% menores a los de hace dos años, producto de los recortes en sectores como energía, minería y otros rubros.

Sin embargo, no podemos dejar de preguntarnos: ¿es la baja productividad una amenaza para las mentes innovadoras? La respuesta es no, o al menos eso indican las cifras. En los últimos 25 años las patentes de invención chilenas se han cuadriplicado, situación que refleja un mayor compromiso de los innovadores en proteger y desarrollar. Si en 1990 se registraron 82 patentes, en 2014 el cómputo pasó a 334, un incremento cuatro veces mayor en solo 25 años.

De esta manera, y a pesar del desempeño tímido de la productividad nacional, los innovadores no sienten miedo a desarrollar sus ideas. El uso de la propiedad industrial en Chile es cada vez más intenso y esto se debe a una mayor conciencia de la necesidad de proteger las ideas, es decir, el cúmulo de oportunidades para crecer como nación y economía. Así, por ejemplo, el sector químico y el de ingeniería mecánica -que incluyen industrias como la minera, la farmacéutica o la de alimentos- son un reflejo del esfuerzo institucional y la nueva educación para la innovación, siendo los que acumulan más patentes actualmente.

Para que el papel de la innovación se integre en nuestra conciencia colectiva necesita del trabajo de todos. El Estado, las instituciones y las mentes innovadoras deben continuar en su esfuerzo por mantener la educación en esta área y sus procesos, siendo la oportunidad para que Chile se encamine a mejorar su desempeño y comience a abrir los ojos hacia nuevas estrategias de crecimiento.

*El autor es gerente general y co fundador de la cervecería