Opinión

El nuevo hito de los bonos verdes y sociales

PULSO 28/04/2018

Por juan Andrés Camus

El reciente lanzamiento del nuevo segmento de Bonos Verdes y Sociales de la Bolsa de Santiago marcó un nuevo hito para nuestro mercado financiero y en particular fue una buena noticia para los inversionistas y las empresas, que a partir de ahora podrán optar a una nueva fuente de financiamiento para proyectos con impacto positivo en el medioambiente, en un grupo de la población o en una combinación de ambos.

A nivel internacional, estos instrumentos han adquirido una importancia creciente. Sin ir más lejos, de acuerdo con cifras de Climate Bonds Initiative, durante 2017 en el mundo se emitieron Bonos Verdes y Sociales por US$ 155 billones, una cifra que fue 78% superior a la del año anterior y que se estima podría crecer en 77% este 2018, llegando a los US$ 275 billones.

Experiencias recientes muestran que detrás de esta mayor demanda hay muchos inversionistas, administradoras de fondos, fondos de pensiones y otras instituciones que buscan invertir específicamente en proyectos e iniciativas de este tipo. Tomar el desafío de incorporar esta categoría de activos y ponerlo a disposición de nuestros inversionistas y emisores ha sido la reacción de la Bolsa de Santiago.

Los resultados de los primeros días de funcionamiento de nuestro Mercado de Bonos Verdes y Sociales nos indican positivas reacciones. En concreto, ya son dos las instituciones -Aguas Andinas y BancoEstado- que han realizado exitosas colocaciones en este nuevo segmento de renta fija para financiar importantes proyectos de desarrollo. Y esperamos que se sumen muchos más en el futuro.

El país necesita que las empresas y los inversionistas se encuentren, asocien y beneficien mutuamente, para lo cual las compañías deben buscar y encontrar soluciones con una estrategia corporativa creativa e innovadora para alcanzar sus objetivos. Hoy nadie discute la relevancia de los factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo en la marcha de las empresas, entendiendo que sostenibilidad y positivos resultados financieros son complementarios y deben proyectar la visión de la empresa en cuanto a su desarrollo en el largo plazo y de cómo su negocio aporta valor a su entorno.

Como la principal plaza bursátil del país, nos llena de orgullo ser parte de esta tendencia y estar a la vanguardia en la región en estas materias. El mercado de Bonos Verdes y Sociales, junto a otras acciones emprendidas en los últimos años, como son las Recomendaciones de Transparencia para Emisores, la creación del Índice DJSI Chile en 2015, la Guía de Reportería Sostenible para emisores, la Guía de Inversión Responsable para inversionistas y agentes del mercado, y el Índice DJSI MILA Pacific Alliance, son parte de nuestra contribución a un desarrollo sostenible del mercado de valores. Un mercado que se integra con el exterior, adopta estándares de clase mundial, diversifica su oferta de productos y servicios, aporta al crecimiento del país y al bienestar de sus habitantes.

*Presidente de la Bolsa de Comercio de Santiago