NICOLAS SCHILD 2

Opinión

No todo es política

PULSO 10/08/2017

Por Nicolás Schild. Hay quienes relacionan este buen momentum de la bolsa exclusivamente con expectativas de un potencial cambio en el ciclo político, aunque no estamos del todo de acuerdo.

No cabe duda que los inversionistas celebran. Nuestra bolsa ha avanzado 24% en el año, una de las mejores rachas en casi una década. Hay quienes relacionan este buen momentum exclusivamente con expectativas de un potencial cambio en el ciclo político, aunque no estamos del todo de acuerdo.

¿Por qué? En primer lugar, es importante entender los principales factores que mueven la bolsa: crecimiento de utilidades, movimientos de tasas y aversión al riesgo. El primer punto explicaría cerca de un 20% del rally, ya que si bien las correcciones de las utilidades de 2017 han sido a la baja (cerca de 3% acumulado en el año), nos acercamos a años donde el mercado espera cierta normalización económica (al igual que el resto de la región). En relación al movimiento de tasas, la caída de estas en el último año explica otro 20% del rally, con un mercado dispuesto a pagar múltiplos más altos por las mismas utilidades. Finalmente, sobre la aversión al riesgo (medido a través del Earning Yield Gap), existe mayor disposición de los inversionistas a invertir en activos de riesgo.

Lo interesante es que este último fenómeno no sólo ha ocurrido en Chile por expectativas de cambio en el ciclo político, sino también en el resto de los emergentes. Por ejemplo, el índice MSCI Mercados Emergentes ha rentado 25% en el año, lo que denota optimismo generalizado hacia estos mercados.

Otra forma de hacer este análisis es revisar la composición del rally del IPSA, separando a las compañías de acuerdo con la importancia de su componente externo y local, dado que estimamos que más de 30% del Ebitda de las empresas es generado fuera del país. Esto nos muestra que en lo que va de 2017 el “IPSA extranjero” ha rentado 600 puntos base por sobre el local, principalmente gracias al rally de las materias primas, beneficiando a CMPC, Copec, CAP y SQM o a empresas con exposición a otros países de la región (Enel Américas y Latam Airlines).

Por último, si bien las valoraciones del IPSA parecen apretadas (17,8x P/U o 6% con respecto a máximos de 2010), hay espacio para recuperación en utilidades si se materializa una mejora en la economía y las empresas bajan su apalancamiento generado tras la ola de inversiones de comienzos de esta década.

*El autor es responsable Equity Research Santander GCB.