Opinión

Necesario ajuste del sistema tributario

PULSO 10/04/2018

Se requiere una economía más competitiva en materia de impuestos, en un mundo que se mueve hacia la reducción de la tasa corporativa. Destrabar la inversión es vital para asegurar un mayor crecimiento.

EL EXMINISTRO de Hacienda, Rodrigo Valdés, y el exsubsecretario Alejandro Micco lideran un grupo que se autoimpuso la misión de defender lo realizado en materia tributaria por el gobierno de Michelle Bachelet.

Argumentan que es una cuestión de justicia social, el que más tiene debe pagar más impuestos. La misión, entonces, es oponerse de lleno a la reforma tributaria que entregará el Ministerio de Hacienda, desde donde se ha planteado que la idea inicial es bajar los impuestos de las empresas de 27% a 25% y volver a integrar el sistema.

El actual ministro de Hacienda enfatizó que en cualquier caso se compensaría el menor ingreso con otras alzas, aunque no ha entregado detalles. La idea es mantener la carga tributaria para no afectar al ya golpeado bolsillo fiscal. Es importante sobre todo en un escenario en el que el Gobierno se puso como meta revertir la baja en la clasificación de riesgo que se evidenció al final de la Administración Bachelet.

El debate ya está sobre la mesa y no existe unanimidad respecto a qué hacer con la tasa impositiva. Algunos empresarios han planteado que no es un buen momento para ello ante la frágil situación fiscal, mientras que otros, como el nuevo presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), han planteado la necesidad de reducir la tasa impositiva a las empresas.

Ante esta disyuntiva, es conveniente recalcar la necesidad que tiene el país de reducir la tasa de impuestos que se cobran a las empresas, dado que es una variable clave al momento de realizar inversiones.

No se debe perder de vista que el repunte económico no es algo garantizado. Hasta el momento lo que se ha visto es una mejora en las expectativas, pero sigue siendo eso, expectativas. Aún falta ver una concreción de estas mejores perspectivas en actividad real, para lo cual la inversión es el catalizador.