Opinión

Mercado del petróleo tras el regreso de Irán

PULSO 20/01/2016

Las autoridades se han puesto la ambiciosa meta de ampliar capacidad en 500 mil barriles diarios.

El paulatino regreso del Estado Islámico de Irán a los mercados internacionales del petróleo es una muy buena noticia para el mundo, para el Medio Oriente y para los propios persas, que parecen dejar atrás los años de ostracismo, militarismo y un sistema político con más afinidades con Corea del Norte que con Occidente. Teherán vuelve por la puerta grande, con más de 2,7 millones de barriles de crudo diarios de producción, dos tercios de los cuales comercializan en el exterior. Además, las autoridades se han puesto una ambiciosa meta por delante: ampliar en 500 mil barriles diarios su capacidad exportadora. Este cambio se produce tras terminar las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y Europa. Es en esta última zona donde Irán puede apostar más a recuperar cuota de participación, dado que es un mercado más próximo y que fue su segundo destino tras China antes de ser aplicadas las sanciones. Esta nueva incursión de Irán llega justo en un momento en que el crudo atraviesa por un fuerte desplome en su cotización y que tiene al precio del barril bajo los US$30 y con proyecciones que llegan incluso a los US$10. En este escenario, la vuelta del país con las cuartas mayores reservas de crudo a nivel global llega en un momento muy propicio para la economía internacional, dado que pone paños fríos a cualquier intento de la OPEP de intentar un recorte de la producción para hacer subir el precio.

Archivos relacionados