Opinión

Menor desigualdad

PULSO 13/07/2017

Pese a que todos los indicadores muestran una sostenida disminución en ladesigualdad, se ha instalado en la población la idea de que sólo empeoraba.

La desigualdad ha formado parte del debate en Chile desde hace años. Se instauró la tesis de que Chile es uno de los países más desiguales del mundo y que existe urgencia por disminuir esa brecha. Es cierto que algunos índices evidencian que la desigualdad es elevada en Chile. Sin embargo, extrañamente en la discusión pública poco o nada se dice de la mejora que han venido mostrando los diferentes indicadores de desigualdad. Gini, razón del primer quintil con el quinto, el porcentaje de pobreza, ente otras mediciones, así lo muestran. De hecho, el doctor en Economía Eduardo Engel lo destacó en una columna en La Tercera: “Las cifras son elocuentes, no importa cómo se mida, la desigualdad viene cayendo durante la última década. Todos los índices muestran un avance importante y sostenido”. Otro economista cuya investigación apunta en esa dirección es Claudio Sapelli, de la Universidad Católica. Su hallazgo es que la desigualdad está disminuyendo en los grupos más jóvenes de la población, debido a la mayor educación. Ante esto surge la interrogante sobre por qué desarmar esta trayectoria que traía el país, dado que efectivamente estaba funcionando. Al respecto, Sapelli planteó dudas respecto del impacto de las políticas implementadas por este Gobierno. Los instrumentos que ha desplegado son cuestionables y, lo que complica el escenario, es que los efectos incorrectos se verán a mediano plazo. En lo concreto, la política de financiamiento educacional, concebida como herramienta de movilidad y emparejamiento de la cancha, no dará los resultados e implicará un costo para el Estado que dentro de algunos años puede resultar explosivo. En lo que sí ha sido exitoso este Gobierno es en la instalación de la idea fuerza de la alta desigualdad en Chile.