Opinión

Mejorar expectativas en la economía

PULSO 25/01/2016

Más allá de autoimponerse plazos para aprobar leyes, se deberían fijar metas de calidad de ellas.

Las expectativas económicas del consumidor en el Gran Santiago repuntaron 3,8 puntos frente al trimestre anterior en la última medición de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile. Sin embargo, siguen en el terreno pesimista. En términos de estratos socioeconómicos, las alzas se dieron en los tres sectores evaluados: un aumento de 0,4 puntos para el bajo, 4,5 puntos para el medio y 10,5 puntos en el estrato alto. Lo anterior podría ser tomado como el inicio de un quiebre en la tendencia; no obstante, es muy pronto para afirmar aquello. Lo que sí se debe hacer es cuidar esta leve mejora, para lo cual hay que procurar establecer un mejor clima a nivel país. En materia de expectativas, percepciones y confianzas aún existe terreno por avanzar. Será difícil, pero no imposible, tratar de mantener un mejor ánimo luego de este inicio de año tan volátil en los mercados, con una caída del precio del cobre por debajo de los US$2 por algunas jornadas. Con todo, los apuros legislativos o gastos de presupuestos del 50% en un solo mes -como ha ocurrido en la cartera de Salud- no son la mejor forma de recuperar las confianzas. Más allá de autoimponerse plazos para aprobar las leyes, las autoridades deberían fijarse metas de calidad en los proyectos. 

Archivos relacionados