1823077_500.jpg

Opinión

Lorena Fries, no divida más a Chile

PULSO 31/05/2016

Por Andrés Montero. ¿Entenderá la señora Fries que ella se ha constituido en una persona ingrata? No la quiere ni un solo carabinero en Chile. Su persona encabezaría cualquier ranking de personajes inamistosos.

El INDH (Instituto Nacional de Derechos Humanos) es un organismo del Estado, dirigido por Lorena Fries, abogada de la Universidad de Chile -que estudió con crédito fiscal aunque sus padres eran acomodados-, nacida en Suiza, militante socialista, con salario mensual de más de $7 millones más viáticos. Se considera feminista y según declaró a La Tercera en 2013, para su familia ella es “la oveja negra”. Los últimos meses han estado plagados de actuaciones del INDH en las cuales se ha criticado el accionar de Carabineros de Chile. La izquierda dura tiene a una aliada para “denunciar” atropellos a los “derechos humanos” de solo un sector de la sociedad.

Este instituto pretende llevar a Chile a “estándares internacionales” en materia de DDHH. La señora Fries es una persona que genera altos niveles de rechazo en la mayoría de la población. En efecto, Carabineros de Chile ha debido soportar durante un largo período ofensas, incomprensiones y faltas de respeto. Como Carabineros de Chile es un organismo no deliberante dependiente de la autoridad política, no puede defenderse debidamente, pues está frente a un ente acusador que no respeta códigos mínimos de discreción. ¿Entenderá la señora Fries que ella se ha constituido en una persona ingrata? No la quiere ni un carabinero en Chile. La gente del campo, sobre todo de la Araucanía, ha sido testigo de un discurso parcial del INDH -solo morigerado en los últimos días-, en especial en lo referido a ocupaciones ilegales y violentas dirigidas muchas veces por extranjeros y amparadas o justificadas por la izquierda. En consecuencia, en el campo chileno a Fries tampoco la quieren. En las ciudades, víctimas de la delincuencia, el INDH ha sido siempre más defensor de los derechos de los delincuentes que de las víctimas, sensación compartida por la mayoría de la población. Por lo anterior, la gente común de las ciudades y pueblos que quiere vivir en paz tampoco le tiene cariño a la señora Fries. Este ciudadano respetuosamente le recomienda que al finalizar su período al mando del INDH, y coincidiendo con su vocación de respeto a los DDHH, ella podría explorar oportunidades profesionales en Sudán o en Somalía, países donde los DDHH son violados a diario con consecuencias devastadoras.

La mayoría de las encuestas de opinión ubica constantemente a Carabineros de Chile como una de las instituciones más respetadas y queridas. En contraste, su persona encabezaría cualquier ranking referido a personajes inamistosos y que generan gran división y rechazo dentro de Chile. Ciertamente, usted es libre de vivir en Chile o en cualquier otro país, a diferencia de quienes vivían hasta hace no mucho en los países tras la Cortina de Hierro, no muy lejos de su Suiza natal y dirigidos por jerarcas de su misma ideología socialista.

Su nombre ha sonado fuerte como posible primera subsecretaria de DDHH, lo que de concretarse sería un fuerte golpe a nuestra convivencia interna y a quienes nacimos en esta tierra y admiramos el trabajo silencioso y muchas veces incomprendido de nuestros carabineros. Como estamos en un país libre, gracias a nuestras FFAA y de Orden, si usted no desea cambiar de residencia a otro país, podría entrar de lleno en la política y postular a algún cargo de elección popular, pero por favor no divida más a Chile desde el INDH. Cuando uno ejerce un cargo público, como responsable de un organismo autónomo, con consejeros de origen transversal, la prudencia es esencial. En su caso, señora Fries, usted ha descuidado la forma y el fondo. Las reacciones de miles están a la vista.

*El autor es ingeniero comercial de la Universidad de Chile (amjpulso@gmail.com).