Opinión

La relación de Macri con los empresarios

PULSO 21/01/2016

El mandatario argentino prioriza la restauración de las relaciones con el sector privado.

Es cierto que el punto de partida de Argentina es distinto al de Chile, pero de todos modos es interesante aprender del estilo de Mauricio Macri al mando de ese país. En poco más de un mes, ha reconocido la importancia del sector privado para el bienestar de la población. Pero no se ha quedado solo en el discurso, sino que también pasó a la práctica con la eliminación del cepo cambiario, poniendo fin a las amarras a los exportadores y su intensa agenda de reuniones con empresarios nacionales e internacionales, entre otros hechos. Un ejemplo de lo anterior es lo planificado para Davos, en el marco de la cumbre anual organizada por el World Economic Forum. Además de ser el primer Presidente trasandino en asistir a esta reunión empresarial en 12 años, se reunirá con los CEO de Coca-Cola, del Grupo Shell, de la petrolera francesa Total, de Micrososft, de Nissan-Renault y el fundador de Virgin Group, Richard Branson, en la línea de atraer capitales e inversión. Macri también recibirá en marzo a empresarios chilenos, en una misión empresarial de la Sofofa liderada por Horst Paulmann. Este reconocimiento al sector privado debería refrendarse más adelante en reglas del juego claras, lo que tendría que plasmarse sí o sí en una atracción de inversión extranjera y en un repunte de la confianza empresarial.

Archivos relacionados