2118136_500.jpg

Opinión

La regla del 70

PULSO 11/01/2016

Por José Tomás Valente. Existe una regla simple, llamada regla del 70, que es útil para comprender los efectos de las tasas de crecimiento.

Con el paupérrimo Imacec de noviembre 2015 (1,8%) vuelven las discusiones sobre si el crecimiento de este año será 2%, 2,5% o 3%. ¿Curioso preocuparse por tan poca diferencia? No, ya que estas diferencias aparentemente menores cuando se van acumulando pueden ser importantes.

Analicemos un ejemplo. Supongamos que dos jóvenes -Alexis y Arturo-, de 25 años, tienen ingresos por $6.000.000 anuales. Alexis vive en una economía en que los ingresos per cápita crecen al 1% (economía crece al 2% y población al 1%, similar a Chile el 2014 y 2015), mientras que Arturo en una en que los ingresos per cápita crecen al 3% (economía crece al 4%, similar a lo que creció Chile entre 1999 y 2013). Al cabo de 40 años, cuando ambos tengan 65, Alexis tendrá ingresos anuales por $8.933.182, mientras que Arturo por $19.572.227. Esta diferencia de crecimiento de los ingresos, aparentemente pequeña, termina provocando que Arturo obtenga anualmente $10.639.044 más que Alexis -más del doble-, una diferencia de ingresos que repercutirá en su calidad de vida presente y futura.

Veamos un caso real. Al mirar hoy la economía venezolana, cuesta imaginar que en 1980 el PIB per cápita de los chilenos era solamente un 44% del de ellos. Más impresionante aun, toda la diferencia en PIB per cápita que podemos ver hoy se debe a que desde entonces el crecimiento del PIB per cápita ha sido de 3,1% en promedio para Chile y de 0,0% para Venezuela.

Existe una regla simple, llamada regla del 70, que es útil para comprender los efectos de las tasas de crecimiento en el largo plazo. Esta regla señala que si una variable crece a una tasa de “x” por ciento por año, esta variable se duplica cada 70/x años. Por lo tanto, en una economía como la de Alexis, en que los ingresos per cápita crecen al 1%, la gente se demora 70 años en duplicarlos. Por el contrario, si los ingresos crecen al 3%, estos se duplican cada 23 años.

Según datos del FMI, Chile tendría en 2015 un PIB per cápita de aproximadamente US$23.500, duplicarlo significaría un ingreso per cápita de US$47.000; cifra superior a la de Francia y Finlandia, y similar a la de Suecia y Alemania. Esto se puede lograr en 23 años con el PIB per cápita creciendo al 3% o en 70 creciendo al 1%. Depende de nosotros.

*El autor es investigador Clapes UC – (@jtvalente).

Archivos relacionados