Opinión

La pobreza todavía sí debe ser un tema

PULSO 30/05/2016

Si bien ha bajado la tasa de pobreza, aún hay bolsones importantes de precariedad en el país.

La pobreza sigue presente en nuestro país, aunque gracias al crecimiento y a una serie de políticas públicas aplicadas por diferentes gobiernos, se ha ido reduciendo hasta niveles similares, incluso, a las tasas que se pueden observar en algunos países desarrollados. Según la última encuesta Casen, el 14,4% de las personas en Chile son pobres, mientras el 4,5% están en la pobreza extrema. Las cifras son las más bajas de la región, tras Argentina (considerando la medición de Cepal). Sin embargo, detrás de ese porcentaje existen familias, rostros, historias de escasez y carencias. Un ejemplo gráfico de esto es que existen 693 campamentos en Chile, la misma cifra que durante el 2015 e incluso superior a la de 2014 (681). Esto significa que 36.023 familias residen en campamentos en el país, 8.645 familias más que en 2011, cuando la cifra llegaba a 27.378, según cifras de Techo Chile.

Es esta realidad la que obliga a que las políticas públicas apunten siempre a la eficiencia, a los que tienen menos. Los recursos son escasos y el país aún tiene carencias relevantes en niveles de pobreza, pero también en aspectos básicos de salud, especialmente en el sector público. Es por ello que esta precariedad que parece esconderse en los bajos niveles de pobreza, obliga a focalizar los esfuerzos económicos donde la necesidad es estrictamente necesaria.