Opinión

Incertidumbre política complica a España

PULSO 28/01/2016

El bloqueo en la formación de un nuevo Gobierno puede dañar la recuperación de la economía.

El rey Felipe VI inició ayer una segunda ronda de contactos en España con el propósito de encargar a uno de los líderes de los partidos más votados la formación de un Gobierno tras las elecciones del 20 de diciembre. Sin embargo, el clima no es propicio para acuerdos y el fantasma de convocar nuevos comicios sigue presente. El bloqueo entre el PP -partido que ganó el 20-D, pero sin mayoría para retener el Ejecutivo- y el PSOE se agudizó el viernes 22 luego que Mariano Rajoy renunciara a apostar a la investidura ante la certeza de que sería derrotado en el Congreso. Rajoy escogió este camino -que no lo invalida a intentarlo más adelante- debido a que el izquierdista Podemos propuso un acuerdo al PSOE que ha dividido a este partido por la naturaleza de la oferta, incluso definida como “humillante”. El actual gobernante ayer insistió en su propuesta al socialismo de un Gobierno de amplia base -que sumaría a Ciudadanos, el liberal cuarto partido-, pero su líder, Pedro Sánchez, le ha vuelto a decir que no. Lo delicado del cuadro político hispano es que está poniendo en riesgo la recuperación económica y los mercados así lo comienzan a considerar. La semana pasada la Comisión Europea lanzó una advertencia en ese sentido, pero ella no ha conseguido que se impongan la cordura y la voluntad de negociar y concertar entre las colectividades que tienen mayor responsabilidad en la superación de la crisis.

Archivos relacionados