Opinión

Impacto de la Reforma Tributaria

PULSO 19/06/2017

Pese a que el ex ministro de Hacienda Alberto Arenas aseguraba que la Reforma Tributaria no tendría impacto en la inversión, Rodrigo Valdés reconoció que eso fue un error.

La Reforma Tributaria fue el puntapié inicial del paquete de reformas estructurales que la actual administración de la Presidenta Bachelet ha llevado adelante. Pese a que desde varios sectores -incluidos militantes de partidos de la Nueva Mayoría- advirtieron sobre el impacto del cambio del sistema impositivo propuesto por el Gobierno, la autoridad económica de ese momento, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, insistió en que no tendría impacto económico. No hay evidencia empírica entre relacionar el aumento de impuestos a las empresas con impacto en inversión, sostuvo más de una vez. “Los datos empíricos dicen que no hay efectos. Eso tiene que ver porque los proyectos de inversión son de largo plazo y son evaluados en el margen y respecto del estilo o fuente de financiamiento no les cambia”, decía el ex secretario de Estado.

Transcurrido el tiempo, el impacto es evidente. Tanto así que el actual ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, hizo una autocrítica en una entrevista en radio Duna el viernes pasado: “Si hay un mea culpa que uno puede hacer es que debimos haber presentado la Reforma Tributaria no como algo que no tenía ningún impacto, que era neutro, porque no es neutro, y que era un sacrificio necesario que íbamos a hacer los chilenos, sobre todo los más ricos, para poder financiar un gasto, que es más bien inversión a largo plazo, social, que es educación. Era un costo de corto plazo que valía la pena pagar”. Resulta positivo este reconocimiento, aunque sea hacia el final del Gobierno, pues debería servir de lección hacia adelante. Todos los proyectos o cambios que pretenda impulsar algún Gobierno deben enfrentarse poniendo la verdad y los impactos en el primer lugar.