Opinión

Etiquetado en Chile y Estados Unidos

PULSO 27/05/2016

Las nuevas exigencias de etiquetado de alimentos parecen más laxas en EEUU que en nuestro país.

Coincidentemente, por estos días Estados Unidos ha promulgado su nueva norma de etiquetado de alimentos, los primeros cambios a la información nutricional de los alimentos en ese país desde que se estableció el etiquetado en 1993. El objetivo es asegurarse de que las personas saben lo que están comiendo y que tienen el conocimiento para tomar decisiones más saludables.

La normativa debe estar implementada a partir de julio de 2018 para las grandes empresas y un año más tarde entre los fabricantes con menos de US$10 millones en ventas anuales. En la práctica se potencia la tabla de información nutricional, se destacan las calorías, porciones por envase y el tamaño de la porción. Además, los fabricantes deberán declarar la cantidad real y el porcentaje del aporte diario de vitamina D, calcio, hierro y potasio. También se sumarán los “azúcares añadidos”, en gramos y como porcentaje del valor diario, entre otros.

Al comparar estos cambios con los que están cerca de implementarse aquí, la norma estadounidense parece más laxa. De hecho, en Chile existe una señalética que en el país desarrollado no consideraron. Esto viene a ratificar las críticas que en su minuto se le hicieron a la norma local, que daban cuenta de que esta sería de las más estrictas del mundo, y que no contribuiría necesariamente a tener una población más informada.