ignacio-sánchez

Opinión

El emprendimiento y Brain Chile

PULSO 20/03/2018

Por Ignacio Sánchez D.

La semana pasada se presentó un nuevo concurso del Programa Brain Chile, en su ya cuarta versión 2018. En el país se cuenta con proyectos nuevos y atractivos basados en ciencia y tecnología, que pueden participar en esta iniciativa líder de aceleración de emprendimientos -con cierto grado de avance o prototipo inicial-, que surge de la creatividad de estudiantes de pre y postgrado, de académicos e investigadores de todo el país. El objetivo es desarrollar un modelo de negocio y poder madurar el producto hacia una etapa de comercialización. Así, Brain Chile está orientado a apoyar dos procesos: en primer lugar, las fases de prototipado y empaquetamiento; y posteriormente, el desarrollo y validación del modelo de negocios. Junto a esto, a todos los postulantes a través de una metodología online, se les entrega conocimientos de innovación y emprendimiento.

Esta iniciativa es de gran importancia para la UC, debido a la relevancia y profundidad de la base científico tecnológica del programa; la implicancia de la transferencia de la innovación para llevar desde la academia los resultados de investigación directamente a mejorar la calidad de vida de las personas; y por otra parte, por ser este programa de emprendimiento un fiel reflejo de la vocación de servicio y compromiso público de la Universidad, enfocado en la generación de conocimientos que impacten con efectos positivos más allá de sus fronteras. Lo anterior se traduce en la repercusión que tienen las soluciones de los emprendedores de Brain Chile en la sociedad, como asimismo en el apoyo que da el programa a emprendedores de Chile y Latinoamérica.

Es necesario destacar el entusiasmo y pasión de los postulantes al incorporarse al mundo de la innovación con propuestas que les permiten participar en la creación de conocimiento de frontera, y contribuir así al desarrollo económico y social del país. El equipo de Brain Chile, pertenece y trabaja en la UC, es una iniciativa conjunta de la Dirección de Transferencia y Desarrollo de la Vicerrectoría de Investigación, de la Facultad de Ingeniería, el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, junto al crucial apoyo y compromiso del Banco Santander. La unión de estos actores se alinea para ofrecer oportunidades a los jóvenes y académicos para que sean creativos e innovadores y puedan hacer realidad el anhelo de construir un mundo mejor a través del desarrollo científico y tecnológico.

En cuanto a las estadísticas, en estas cuatro versiones del concurso, han postulado 410 proyectos compuestos por 1077 personas (28% mujeres). En Brain Chile se han acelerado 32 emprendimientos de base científico tecnológica, y de los proyectos acelerados el 13% está compuesto por académicos, 31% profesionales, 45% por alumnos de pregrado y el 8% de posgrado. Las universidades que han participado incluyen a la UC, U. de Chile, U. Técnica Federico Santa María, Inacap, U. de Santiago, UC de Temuco, U. Andrés Bello y U. de La Serena. En especial, en las últimas dos versiones se ha notado una gran participación de equipos de regiones. Así también, la presencia de participantes de Latinoamérica ha sido creciente. Entre las principales áreas temáticas cubiertas por los proyectos están las de salud, agroindustria, educación, energía, minería, alimentación y TIC.

Dentro de los proyectos que presentan avances relevantes se cuentan por ejemplo, plataformas online para realizar monitoreo a distancia de pacientes con embarazos de alto riesgo; una biopartícula para injertos óseos que acelera la reparación y evita infecciones; un formulado líquido orgánico con gran potencial bioestimulante y fertilizante; el desarrollo de un hormigón estructural que permite ahorro en climatización de viviendas, entre otras iniciativas innovadoras. Así, en estos cuatro años, -desde la UC- Brain Chile puede ofrecer oportunidades para avanzar en el fortalecimiento de un espacio de diálogo e intercambio de experiencias entre investigadores, jóvenes en formación, emprendedores y diversos actores del sector público y privado.

En un trabajo conjunto, este programa crece sostenidamente y presenta excelentes perspectivas para el emprendimiento en el país mediante la originalidad y la creatividad de sus propuestas que permiten impulsar el desarrollo. Este concurso es un aporte a facilitar y acrecentar la investigación aplicada y la transferencia de nuevo conocimiento a la sociedad. Una labor que como universidad nos alegra, apasiona y compromete.

*Rector, Pontificia Universidad Católica de Chile