Opinión

Empleo de emergencia "autogestionado"

PULSO 04/01/2016

Los trabajadores que realizan tareas en la calle o la vía pública fueron los que más se expandieron.

La tasa de desempleo fue de 6,1% en el trimestre móvil terminado en noviembre. Esto produjo varias declaraciones optimistas por lo que consideraban había sido un logro: que el empleo fuese resiliente ante la desaceleración de la economía local. Otros más escépticos calificaron los números como un misterio. Pero basta con mirar algunas cifras que están algo más escondidas para darse cuenta de que el dato general esconde un deterioro del mercado laboral. No solo a nivel de destrucción de puestos de trabajo, sino también por una menor calidad del empleo. Los datos que avalan esto son el fuerte incremento del empleo por cuenta propia (2,4% en 12 meses y 1,5% trimestral), y dentro de esta categoría, lo que más subió en el trimestre (con una alza de 12,2%) fueron los trabajadores que realizan sus tareas en la calle o la vía pública. No se puede ser miope ni hablar con eufemismo: dicha categoría simplemente es un “empleo de emergencia autogestionado”. Otra cifra preocupante es la caída evidenciada por el servicio doméstico (-6,2%, la más pronunciada), un sector doblemente vulnerable (de menores ingresos y de mujeres). Estas son solo algunas muestras que indican que por más que la tasa de desempleo sea 6,1%, la situación no está bien. La autoridad no debe sentirse tranquila ni tapar el sol un dedo. Los que se ven más afectados con una economía lenta son justamente a quienes se quiere beneficiar: clase media y personas de menores ingresos.

Archivos relacionados