2107536_500.jpg

Opinión

El desafío de la experimentación

PULSO 05/01/2016

Por José Tomás Infante. Las marcas deben transformar el liderazgo y asociarse para hacer frente a un nuevo modelo de mercado flexible y exigente.

Si bien el emprendimiento determina la identidad de las marcas, resulta igual de importante adaptarse a las necesidades comerciales de cada estación del año, adelantándonos a los nuevos gustos de los consumidores. Con el buen tiempo, se alteran los patrones de consumo, se modifica el comportamiento de las personas y nuestras propias costumbres. Es así como la transición de una estación a otra es el momento en que las personas definen lo que adoptarán por los siguientes cuatro meses.

Cuando identificamos una oportunidad, es el momento idóneo para enfrentarnos al desafío de la experimentación. Hoy día existen dos grandes fuerzas que están transformando el mundo de los negocios desde los consumidores. Por un lado, el avance exponencial de la tecnología, que genera un mercado interconectado y basado en la abundancia; y segundo, una conciencia colectiva de consumo donde las personas se replantean su relación con las marcas.

En esta estación del año en concreto, no solo se determinan los hábitos de consumo, sino que se incrementan considerablemente las ventas de algunas industrias, apuntando a los índices de confianza del consumidor o a la cantidad de compras en comparación con el mismo período del año anterior. Según un estudio elaborado por Mastercard, las ventas navideñas online subieron un 20% en comparación con el 2014, aumentando en 70% aquellos consumidores que investigaron por internet, antes de tomar una decisión de compra.
En este contexto, las marcas deben transformar el liderazgo y asociarse para hacer frente a un modelo de mercado flexible y exigente. Estas deben lograr relaciones duraderas con sus clientes, por medio de la creación de comunidades que se sustenten en un diálogo abierto con los consumidores. La idea es seguir avanzando juntos, transformándonos y ayudándolos a evolucionar de acuerdo a nuevas ideas. Para esto, es necesario formar equipos colaborativos y simplemente experimentar. Un escenario proclive para el marketing, clave para responder de mejor manera a los desafíos de una nueva generación de consumo.

*El autor es gerente general y cofundador de Kross.

Archivos relacionados