Opinión

El cobre golpea a los ingresos fiscales

PULSO 12/01/2016

Las preocupaciones por el precio del metal rojo y su impacto fiscal debieron surgir hace meses.

Las turbulencias en los mercados asiáticos, como consecuencia del plan de reformas económicas y financieras que impulsa China, finalmente lograron derrumbar el cobre desde los US$2 la libra, llegando ayer a su menor valor en siete años (US$1,97). Conocida la noticia, el ministro de Hacienda calificó el hecho como “verdaderamente malo”, considerando los menores ingresos fiscales que supone un cobre a ese precio, más aun recordando que el Presupuesto 2016 fue formulado con un supuesto de precio de US$2,5 la libra. Por lo mismo, el ministro Valdés llamó a ser “más exigentes y no malgastar recursos fiscales” ante este escenario de mayor estrechez. Llama la atención que pese a que hace varios meses el cobre se sostiene levemente sobre los US$2 la libra, solo ayer se tomara con evidente fuerza la preocupación por la recaudación del fisco. El cobre bajo los US$2 era un escenario ya previsto por expertos, quienes en su minuto llamaron no solo a una mayor responsabilidad fiscal, sino a incentivar la productividad minera y evitar reformas que atentaran contra esta, como por ejemplo la laboral. Por lo mismo, es incomprensible que cuando ya se tiene encima una crisis de esta naturaleza, surjan preocupaciones que debieron estar presentes hace un buen tiempo, y que las autoridades no quisieron afrontar debidamente. 

Archivos relacionados