Opinión

Corrupción en Brasil y condena de Lula

PULSO 14/07/2017

Habrá que estar muy atentos a la volatilidad que estos sucesos seguirán generando en los mercados, en especial por los efectos que Brasil tiene para el resto de la región, incluido Chile.

Hemos sido testigos de la complicada situación por la que atraviesa Brasil, debido a las múltiples denuncias de corrupción y lavado de dinero que han afectado a una parte importante del sistema político de ese país y que también tienen en entredicho a una serie de representantes del sector privado. Sin duda que la mayor economía de América Latina ha marcado una serie de hitos en el último tiempo: la salida de Dilma Rousseff de la primera magistratura el año pasado, las acusaciones de corrupción que pesan sobre el actual mandatario Michel Temer y, esta semana, la sentencia de nueve años de prisión al ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, por delitos de corrupción y lavado de dinero, así como la prohibición para ejercer cargos públicos por 19 años, todo ello en el marco de la operación Lava Jato. Si bien la decisión adoptada por el magistrado de Curitiba Sergio Moro es apelable, igualmente pone una cuota de incertidumbre de cara a las elecciones presidenciales en ese país, especialmente cuando Lula -hasta antes de conocerse la condena- se posicionaba con las mejores opciones para volver al palacio de Planalto. Habrá que estar muy atentos a la volatilidad que estos sucesos seguirán generando en los mercados, especialmente debido a los efectos que Brasil tiene para el resto de la región, incluido Chile.