Opinión

El consenso público de Angela Merkel

PULSO 08/08/2017

A lo largo de todos los años que ha estado al frente de Alemania, la principal característica de la canciller germana ha sido la de tomar decisiones en función del consenso público.

El rpóximo 24 de septiembre se realizará la elección federal en Alemania, en la que la canciller Angela Merkel postula a ser reelegida por tercera vez. Los últimos sondeos le atribuyen a su partido -Unión Demócrata Cristiana (CDU)- y a sus aliados de la Unión Social Cristiana un 39% de los votos, lo que no le asegura la mayoría. Ello obligará a que una vez más la líder alemana deba buscar otro aliado para un Gobierno de coalición y mantenerse así en el poder. Y en función de ello es que a lo largo de todos los años que Merkel ha estado al frente de Alemania, su principal característica ha sido la de tomar decisiones en función del consenso público, lo cual la ha llevado a enfrentar las diferencias que emanan de su propio partido, así como de los distintos aliados políticos que ha tenido. Así, algunos han llegado a describirla como un poco liberal ayer, hoy un poco socialista y mañana un poco conservadora.

Por cierto que el accionar de Merkel ha implicado riesgos, como es la pérdida de militantes de su partido, como consecuencia de haber asumido posturas que se han opuesto a lo que piensan los electores tradicionales de la CDU. No obstante, es indesmentible que bajo su mandato la economía alemana ha retomado el vuelo y ella ha ubicado a su país como el principal defensor del libre comercio.