Opinión

Censo y Temucuicui

PULSO 21/04/2017

El Ejecutivo debe enviar una señal clara, que deje de manifiesto que la comunidad de Temucuicui no puede estar al borde de la ley.

LA MISIÓN del Censo abreviado de 2017 se cumplió, más allá de varias comunas en las que hubo algún déficit de voluntarios, exceso de ellos o bien algún problema de logística. Esta es una buena noticia para el país, luego del fallido censo pasado. No obstante, el proceso se ha debido extender por algunas semanas. Entre “dos y tres semanas”, según lo dijo ayer la directora del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Ximena Clark. Explicó que la extensión del proceso dependerá de la comuna de que se trate.

No obstante, existe un aspecto preocupante. Lo sucedido en la comunidad mapuche Temucuicui. Simplemente sus líderes decidieron no censarse, usando la fuerza para resistirse al proceso. Esto les valió una crítica por parte del Gobierno, a través de la Subsecretaría de Interior, que cuestionó lo sucedido. Dijo que los miembros de ella sólo tienen contacto con el Estado para recibir beneficios, como tierras, subsidios, colegios, etcétera.

Sin embargo, este no es el fondo del tema. Lo preocupante es que esta comunidad pareciera estar al borde de la ley, lo que derechamente pone entre la espada y la pared a la autoridad. Sobre todo, con el lamentable historial de violencia en la zona. En los próximos días el Ejecutivo deberá enviar una señal clara, sin espacio a dudas, que dé certeza de cuál es el marco legal bajo el cual opera esta comunidad.