Opinión

Cartas al Director: Censo, personas mayores y oportunidades de trabajo

PULSO 28/12/2017

Cada día que pasa somos un país más envejecido. El Censo 2017 mostró que la relación entre la cantidad de mayores de 65 años versus los menores de catorce años se triplicó entre 1992 y 2017 y todo indica que seguirá en aumento. No estamos diciendo nada nuevo. El diagnóstico ya está. Sin embargo, no está claro que estemos tomando las medidas necesarias para enfrentar este fenómeno demográfico con seriedad.

Del total de personas mayores en Chile, un 85% es autovalente, cifra que definitivamente desmitifica la imagen caricaturesca del viejo canoso dándole migajas a las palomas, o la señora de moño caminando con bastón, y confirma que un número importante de este segmento puede seguir aportando a la sociedad desde diversas veredas.

La actividad laboral es una de las herramientas que más contribuye al buen envejecer. Mantiene a las personas activas, integradas a la sociedad, las ayuda a mejorar su pensión y, lo que es más importante, los hace más felices. Las encuestas señalan que 70% de las personas mayores de 65 continuaría trabajando aunque no tuviese la necesidad, lo que confirma la necesidad de promover la reinserción laboral y nos obliga a generar un cambio.

¿Qué necesitamos mejorar para incrementar la inserción laboral de las personas mayores? En la Fundación Oportunidad Mayor estamos convencidos de que cambiando cuatro puntos básicos, la contratación de personas mayores se podría incrementar. Estos puntos son:

1. Avanzar hacia flexibilidad laboral.

2. Destrabar el límite de edad en las capacitaciones, especialmente en el caso del Sence, que no ofrece casi nada para los mayores de 60.

3. Terminar con la discriminación del sueldo mínimo para las personas mayores, que es 25% más bajo que el resto de la población mayor de 18 años.

4. Permitir que las personas mayores que reciben la Pensión Básica Solidaria puedan trabajar en el mercado formal, sin perder el beneficio.

No nos quedemos de brazos cruzados. Cambiar la mentalidad de los empleadores y de la sociedad en su conjunto es un desafío que nos compete a todos.

Consuelo Moreno – Fundación Oportunidad Mayor