Opinión

Cae masa salarial

PULSO 18/04/2017

El menor ritmo de crecimiento y el consecuente deterioro del mercado laboral han significado menores crecimientos reales de los sueldos.

Un análisis de PULSO muestra una disminución en la masa salarial, lo que es un reflejo de la desaceleración de la economía local y que, a diferencia de la mayor caída anterior, no se correlaciona con una crisis internacional; es decir, la pérdida de participación de los trabajadores en la renta tiene razones endógenas. El deterioro de las remuneraciones se vincula directamente con la destrucción de empleo, la baja creación de ocupaciones y la expansión del fenómeno de los trabajos por cuenta propia. Datos del INE muestran que interanual en febrero los salarios subieron 4,2%, su menor incremento desde agosto de 2010, continuando con su tendencia a la baja de los últimos meses. Descontando la inflación, el incremento de los salarios llegó a sólo 1,4%. El empleo subió 0,7% durante el trimestre móvil, pero con una caída de 2,1% en los puestos de trabajo asalariado. De esto, los cálculos llevan a que la masa salarial sólo de los asalariados registró una caída de 0,7%, convirtiéndose en el primer retroceso para esta variable desde marzo 2001 y la mayor desde octubre de 1999, es decir, desde plena crisis asiática. De esta forma, los fríos números indican que un Gobierno que presume de representar a los trabajadores en su programa y que ha privilegiado una reforma laboral pro sindicalismo, en términos reales ha deteriorado y no incrementado el salario.